Tornar

Recinto Amurallado de Almazora

Codi
12.05.009-009
Denominació
Recinto Amurallado de Almazora
Municipi
ALMASSORA
Comarca
LA PLANA ALTA
Província
Castelló
Localització
En el centro de la población
Ús primitiu
Defensivo
Tipologia
Edificis - Edificis militars - Muralles
Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble
Secció
Primera
Clasificació
Bienes inmuebles 1ª
Categoria
Monument
Estat
Declaració genèrica
Anotació Ministeri
R-I-51-0011238
Fecha anotación
30/11/04
Tipus de delimitació
Delimitado - Delimitación Jurídica Provisional - Incoación de Entorno Veure delimitació al mapa
Publicacions DOGV
Resolució entorn de protecció

Dades entorn

Data resolució
11/07/05
Data publicació
02/09/05

Planes

Nom Informe Fecha informe Fecha publicación BOP
Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos Condicionado10/10/0607/06/07

El término municipal de Almazora fue ocupado desde la prehistoria, habiéndose encontrado numerosos restos arqueológicos que permiten constatar la ocupación desde los tiempos del Paleolítico Superior. En la civilización ibérica también se guardan interesantes yacimientos (Torrelló, Castell y Caminás), comenzando entonces los primeros intercambios comerciales con el resto de pueblos mediterráneos.
Pero fue la conquista romana la que provocó mayores transformaciones como la Vía Augusta, el nuevo sistema de riegos, el embarcadero comercial etc.
La ocupación musulmana empieza en el siglo VIII, y su núcleo de población se encontraba ubicado en el castillo de Almazora.
La reconquista según el historiador Diago se produjo en el año 1234. Pere Cornell, según relata el Libro de los Hechos de Jaime I, conquista el castillo de Almazora. Jaime I acoge bajo su custodia a sus moradores en su Carta de Privilegios (1235), tratando de atraer repobladores cristianos. En breve, el monarca cede el dominio al Monasterio de Santa Cristina, de Somport (Huesca), cuyo prior, en 1237, otorga la Carta Puebla, estipulada según fuero de Borriana; instrumento que fue confirmado (1243) por el propio Rey, respetando integramente su redacción. En 1245, Jaime I infeuda la villa al Obispo de Tortosa, al que quedaría ligada, hasta la abolición de los señoríos. Dos años más tarde en 1247 el prelado Pons de Torrella, determina el traslado de la ciudad, desde el Castillo a su emplazamiento actual.
El nuevo núcleo poblacional, ya amurallado a fines del siglo XIII, goza de numerosas prerrogativas que Jaime I concedió a sus habitantes. En 1276 se empieza la construcción del puente de Santa Quiteria, por lo que se modifica el trazado de la antigua calzada, que pasa a ser el Camino Real de Borriol.
En el siglo XIV, Martín el Humano concedió a sus habitantes el privilegio de embarcar y desembarcar mercancías en su playa y la celebración de un mercado cada viernes y la feria anual por Todos Santos.
El término de Almazora ocupa el extremo meridional de la comarca de la Plana Alta, circundado por Borriana, Vilareal, Onda y Castellón. Ocupa el centro geográfico del espacio comprendido entre la línea costera y el arranque de las primeras estribaciones montañosas que cierran la llanura, casi semicircular, denominada La Plana.
El recinto amurallado fue levantado para fortificar una ciudad de nueva planta cristiana que fue planificada siguiendo el modelo de traza ortogonal iniciado en Jaca (1076) en función de unos fueros (parcelas iguales para hombres iguales), que se transmite por el Camino de Santiago y por el resto de la corona de Aragón en su avance colonizador; influyendo tanto en la bastida, por el norte, como en las Ordinaciones de las pueblas mallorquinas de Jaime II o en las Teorías de Eximeniç por el sur, a partir de los siglos XIII y XIV, dando lugar, en estos últimos casos a estructuras cuadriculares en torno a plazas centrales. La difusión por el sur fue más rápida como entre otras Huesca (1100), Uncastillo (1169), barrio de San Pablo de Zaragoza (1210), Almazora (1247), Mosqueruela (1262) y doce años más tarde Villarreal.
El modelo regular urbano aparecerá también en la Corona de Castilla y será objeto de atención por parte de Alfonso X el Sabio, pero es con los reyes de la Corona de Aragón y más concretamente con Jaime II y sus Ordinaciones de 1300, cuando se promulga una verdadera ordenación, no sólo ortogonal, como las primeras ciudades de los fueros aragoneses, sino cuadricular de la ciudad y del territorio, como ya se planifican en la segunda mitad del siglo XIII las turolenses y las castellonenses.
El casco histórico medieval de Almassora se conserva, a pesar de su expansión, acaecida a partir del crecimiento poblacional del siglo XVII, prácticamente exento. Las murallas se encuentran confundidas en su mayor parte con los edificios existentes, aunque se conservan algunos tramos visibles y en buen estado. Intramuros se conservan tres arcos de la sólida porchada de su plaza y el horno de cocer pan, concedido por el obispo de Tortosa en 1247. (C.Pérez-Olagüe)

Fotos

Foto Inmueble

Plànol

Foto InmuebleFoto Inmueble
Outside permissible range of easting values Results may be unreliable Use with caution Outside permissible range of easting values Results may be unreliable Use with caution

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.