Tornar

Azudes de las Acequias Mayores del Tribunal de las Aguas y de la Real Acequia de Moncada

Codi
46.14.190-010
Denominació
Azudes de las Acequias Mayores del Tribunal de las Aguas y de la Real Acequia de Moncada
Municipi
PATERNA
Comarca
L'HORTA OEST
Província
València
Tipologia
Infraestructures - Equipaments tècnics i col·lectius. Comunicacions i obres públiques - Aigua
Secció
Segunda
Clasificació
Bienes inmuebles 2ª
Categoria
Espai etnològico d'interés local
Estat
BRL (en Tramitació)
Anotació Ministeri
R-I-53-0000601
Tipus de delimitació
Delimitado - Delimitación Definitiva Veure delimitació al mapa
Publicacions DOGV
Resolució incoació
Publicació declaració
Resolució entorn de protecció

Desde tiempo inmemorial ¿La Huerta¿ en la sociedad valenciana es el nombre popular que reciben las tierras de regadío ligadas a una población, villa o ciudad. La Huerta de Valencia, vertebrada por las acequias que nacen del río Turia, es consecuencia de una forma de asentamiento humano, de intervención en el entorno y explotación de sus recursos que se ha venido produciendo en la Vega de Valencia desde la romanización.
Dentro del complejo sistema de ingeniería hidráulica que sirve para el riego de esta huerta, el azud es el conjunto de elementos constructivos que sirven para derivar el agua del río hacia la acequia, y son principalmente la presa que retiene el agua del río y las bocas de la acequia llamadas ¿golas¿, con sus compuertas, y la almenara que regula los caudales correspondientes a dicha Comunidad de Regantes devolviendo al río los excedentes. Todo ello según el régimen de repartos o ¿tandeos¿ regulado en el Tribunal de las Aguas.
Estos azudes pertenecen a las siguientes acequias enumeradas siguiendo el curso de la corriente:
Real acequia de Moncada, Quart-Benàger-Faitanar, Tormos, Mislata, Mestalla, Favara, Rascaña, Rovella.
La Huerta de Valencia ha estado regada históricamente por ocho grandes sistemas hidráulicos llamados popularmente acequias madres o mayores, de las cuales una ha tenido una historia y organización propia desde el siglo XIII, la Real Acequia de Moncada, y las otras siete, manteniendo su autonomía en cuanto a su organización interna, también al menos desde el siglo XIII han estado supeditadas a una peculiarísima organización de carácter judicial: el Tribunal de las Aguas de Valencia. El Tribunal de las Aguas de Valencia es la institución que reúne a dichas acequias para aplicar justicia a los labradores en cuanto a los usos y conflictos del riego. Al lado izquierdo del río hay tres acequias y tres comunidades de regantes: Mestalla, Rascaña y Tormos y al lado derecho, son siete comunidades de regantes, Rovella, Favara, Mislata, Xirivella, Quart, Benàger-Faitanar, la Comunidad de Aldaia y la Comunidad de Manises. Las cuatro últimas comparten la misma acequia madre inicial y lo mismo hacen Mislata y Xirivella. Por otra parte, la acequia Real de Moncada se ha encontrado ligada históricamente al Tribunal de las Aguas, por ser desde su almenara donde se partían y .tandeaban. las aguas que posteriormente alimentarían a las acequias de la Vega de Valencia, así como por los numerosos pleitos entre sus Comunidades de Regantes.
Las acequias del lado norte del río, además de la ciudad de Valencia y sus pedanías de Benimamet, Borbotó y Carpesa, riegan las tierras de los municipios de Paterna, Burjassot, Godella, Tavernes Blanques, Alboraya, Almácera, y la acequia Real de Moncada los municipios comprendidos entre Paterna y Puzol. Y las acequias del lado sur riegan las tierras de los municipios de Manises, Quart de Poblet, Aldaia, Alacuás, Torrente, Picaña, Mislata, Xirivella, Paiporta, Benetuser, Sedaví, Alfafar, Lloc Nou de la Corona, Massanasa, Catarroja y Albal. Lo que quiere decir que cuando se habla de la .Huerta de Valencia. ésta abarca un territorio amplio y complejo. Aunque el regadío es conocido por las sociedades mediterráneas desde la época Neolítica y ha existido en época romana, islámica, feudal y moderna, según Enric Guinot, las acequias de la Vega de Valencia fueron diseñadas y construidas en época islámica, antes de la conquista cristiana. Se tiene noticia del historiador árabe Ibn Idari que en su obra Al Bayan al
Mugrib escribía refiriéndose al año 1094: . El día de la aparición de la luna de Sauwal (14 de octubre) los musulmanes celebran la oración en común por la fiesta del rompimiento del ayuno, a Manzil Ata (Mislata), al lado de la acequia Hawwara (Favara). Posteriormente los repobladores cristianos adoptan la realidad física y material de las acequias tal como funcionaban .en tiempos de sarracenos. frase repetida en la época. El documento clave es un privilegio del rey Jaime I del año 1239 en el que este monarca concedía a los repobladores de la ciudad y huerta de Valencia la posesión y gestión del sistema de acequias de dicha huerta: ¿Donem i atorguem per a sempre totes i cadascuna de les séquies de Valencia, llevat de la que va a Puçol, de tal manera que sempre pugueu regar tal com és costum d'antic.¿
Posteriormente, en 1268, el mismo rey Jaime I daba también a los regantes la posesión y uso de la Real Acequia de Moncada, naciendo así la respectiva comunidad de regantes. Y aunque la historia de las comunidades de regantes ha sido compleja desde el siglo XIII al XX ha gozado de una gran estabilidad en su localización y función de los sistemas hidráulicos correspondientes. En este momento las Comunidades de Regantes del Tribunal de las Aguas están en un gravísimo proceso de desaparición de las huertas respectivas, con las repercusiones que esto puede tener en la pervivencia del propio Tribunal de las Aguas.
El azud es una presa o parada realizada artificialmente sobre un curso de agua con el objetivo de retenerla y derivar su caudal para su uso posterior. La palabra es de origen árabe (al-assud). En los sistemas hidráulicos, este elemento se corresponde con el punto de captación de agua, retenida por la presa, introduciéndola total o parcialmente en una red de acequias de distribución. Generalmente tienen poca altura pero pueden ser muy largas. Inicialmente su construcción era simple, con ramas, piedras y tierra disponiendo de una especie de barrera oblicua al curso de agua, de poca consistencia y necesitada de múltiples reformas después de grandes avenidas. Con el paso de los siglos, estas barreras artificiales se van a convertir en gruesos muros construidos con fábricas de ladrillo y sillares.
Los azudes disponen a su vez de otros elementos como:
- Las bocas o .golas., configuradas por una doble arcada con un apoyo central de piedra que hacen las funciones de entrada del agua en el cajero de la acequia madre. En estas bocas se encuentran las compuertas que las abren o cierran regulando la cantidad de agua que entrase en ella.
- La caseta, que protegía las compuertas. Fueron utilizadas a veces como vivienda de los guardas, y eran periódicamente arrasadas por las riadas.
- La almenara es una compuerta situada inmediatamente a continuación de la presa, cuya función principal es regular el reparto exacto del caudal de agua pactado entre las acequias de la Huerta de Valencia, vertiéndose al río la sobrante. Todas ellas son básicas para regular el riego pero merece especial mención la de la Real Acequia de Moncada porque era donde se partía el agua del río para toda la Huerta en los frecuentes años de escasez y por ello ya en el año 1321 el rey Jaime II reguló con detalle sus dimensiones y forma de usarla. (C.Pérez-Olagüe. Basado principalmente en el Estudio de Enric Guinot, Sergi Selma y Reis Lloría)

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.