Volver

Horno de Cal, Ladera Este de la Loma de los Pradillos

Código
12
Denominación
Horno de Cal, Ladera Este de la Loma de los Pradillos
Municipio
BEJÍS
Comarca
ALTO PALANCIA
Provincia
CASTELLÓN
Ubicación
Ladera E de la Loma de Los Pradillos
Dirección
Polígono 13, parcela 45
Fecha construcción
Principios del s.XX
Acceso tradicional
Camino de Bejís a la Ermita de San Cristóbal Se puede acceder al pico en que se ubica subiendo por una escarpada senda que arranca desde los Puntarrones y sube hacia el Pelao
Edificio instalación
Horno de cal
Estado contexto
Malo
Tipología
Edificios - Edificios industriales - Hornos
Autor
Ramiro Pérez Millán / Alejandro Samper Lasso / Alfonso Ruiz Pérez
Fecha
11/05/05
Notas
(Informe Arqueológico Concesión Minera Collado Girón) FICHA REVISADA EN EL AÑO 2006
Foto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble
Sección
Segunda
Clasificación
Bienes inmuebles 2ª
Categoría
Espacio etnológico de interés local
Estado
BRL

Orificio circular excavado en la tierra arenisca, conserva media circunferencia, se encuentra cortado por la mitad debido a su situación en plena vaguada. (Tiene restos de cal y se observa rubefacción)
Posibles riesgos de caida total de los restos de estructura que quedan
REVISIÓN DEL AÑO 2006
Destacamos la identificación de un horno de cal (conocidos como caleras), situado a unos 150 m de la Ermita de San Cristóbal. Se trata de un orificio circular excavado en la tierra arenisca que es un buen material refractario
Contiene restos de cal y se observa rubefacción en las paredes. El pozo se llena de bloques de caliza y se tapaba el conjunto con bloques de arenisca. Posteriormente los huecos serán rellenados con leños y se les prendía fuego. Lo alimentaban durante tres días, hasta que la caliza se transformaba en cal viva, y una vez se enfriaba se procedía a su extracción

Proceso

Se excava un orificio circular, en este tipo de terreno se excava en arenisca porque constituye un buen material refractario. El pozo se llena de bloques de caliza y se tapaba el conjunto con bloques de arenisca. Posteriormente los huecos eran rellanados con leños y se le prendía fuego, lo alimentaban durante tres días hasta que la caliza se transformara en cal viva, que se extraía una vez enfriada

Fotos

Foto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble

Plano

Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble

La geolocalización de los elementos está en proceso de revisión.