Tornar

Iglesia Parroquial de San Pedro Mártir y San Nicolás Obispo

Codi
46.15.250-007
Denominació
Iglesia Parroquial de San Pedro Mártir y San Nicolás Obispo
Altra denominació
Iglesia de San Nicolás
Municipi
VALÈNCIA
Comarca
VALÈNCIA
Província
València
Localització
C/ Caballeros, 35B
Època
S:XIII; S.XV; S.XVII; S.XVIII; S.XIX
Ús primitiu
Religioso
Ús actual
Religioso
Estil
Gótico - Barroco
Tipologia
Edificis - Edificis religiosos - Esglèsies
Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble
Secció
Primera
Clasificació
Bienes inmuebles 1ª
Categoria
Monument
Estat
Declaració singular
Modalitat
BIC VALENCIA
Anotació Ministeri
R-I-51-0004502
Data disposició
05/06/81
Data publicació BOE
10/08/81
Tipus de delimitació
Delimitado - Delimitación Definitiva - Planeamiento Especial Aprobado Veure delimitació al mapa
Publicacions DOGV
Resolució entorn de protecció

Planes

Nom Informe Fecha informe Fecha publicación BOP
Catálogo de bienes y espacios protegidos. Plan General Ordenación Urbana. Homologación. Favorable24/11/14
PEP 06-07 Entornos de los BICS Zona Central de Ciutat Vella Favorable08/01/1603/08/16

En la zona antigua de la ciudad inmersa en la trama urbana se encuentra esta iglesia. Fue una de las primeras iglesias en levantarse tras la reconquista sobre el solar de una mezquita. En el siglo XV se volvió a rehacer, siendo a mediados de este siglo cuando se ampliaría por los pies hacia donde se ubicaba el cementerio que quedo convertido en una plaza.
Se trata de una iglesia de una sola nave con capillas entre contrafuertes y cabecera poligonal. Está dividida en seis tramos por arcos fajones ligeramente apuntados.
La fachada principal, a los pies, fue realizada en el siglo XV y presenta una portada apuntada abocinada con arquivoltas. En las jambas sobre las ménsulas que se conservan se disponían esculturas, en la actualidad pérdidas. En el tímpano de la portada se representa en altorrelieve barroco a la Virgen con el Niño. Sobre la portada hay un rosetón de tracería con una estrella de seis puntas. Junto a la portada hay una capilla cerrada con verja, llamada "capilla del fosar" debido al cementerio que había en la plaza. La fachada lateral fue realizada en el siglo XIX, por Timoteo Calvo, con motivo de una reforma urbanística llevada a cabo por el Ayuntamiento. Es también neogótica la portada del pasadizo que da acceso a la iglesia por el lado del evangelio desde la calle Caballeros.
En el siglo XVIII, como en muchas otras iglesias, se realizó una reforma barroca en la iglesia por Juan Pérez Castiel. En esta reforma los arcos formeros perdieron su apariencia medieval y los estribos y columnas góticas se utilizaron como núcleo para las pilastras que fueron recubiertas con decoración vegetal, así como el entablamento en el que se disponen sobre las pilastras unos angelotes.
La decoración al fresco fue diseñada por Antonio Palomino y ejecutada por su discípulo Dionís Vidal. Estas pinturas decoran la bóveda extendiéndose por pilastras y muros. Los temas representados aluden a los santos titulares. Así en el lado del evangelio se presentan los temas de San Pedro Mártir. En el lado de la epístola se representan los temas de San Nicolás.
La torre campanario, a la derecha de la fachada, es de planta cuadrada y tres cuerpos. El primer cuerpo esta realizado en sillería mientras que el resto de la torre esta construida en ladrillo. El cuerpo de campanas presenta un vano por lado flanqueado por pilastras toscanas pareadas y rematado con una balaustrada con bolas y jarrones. Remata la torre con un cupulino de dos cuerpos, el inferior de planta cuadrada con contrafuertes en diagonal y el superior octogonal, cubierto con teja azul.
La capilla de la Comunión realizada en 1760, fue remodelada y ampliada en el siglo XIX, en 1853. Presenta dos tramos separados por un arco toral. Ambos tramos están cubiertos con cúpulas sobre pechinas, siendo esta tipología poco frecuente. Está decorada en estilo rococó mediante rocalla dorada que se dispone en muros, pilastras, cornisa, así como también en el marco de las pinturas murales. Estas pinturas murales fueron llevadas a cabo por Joaquín Pérez, discípulo de Hipólito Rovira.
Con posterioridad, hacia 1774, fue realizada la sacristía de planta rectangular y decoración neoclásica.
En esta iglesia se conserva un rico patrimonio mueble con obras de Juan de Juanes y Yañez de la Almedina entre otros.

Fotos

Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.