Tornar

Iglesia Parroquial de la Asunción de Nuestra Señora

Codi
46.19.044-001
Denominació
Iglesia Parroquial de la Asunción de Nuestra Señora
Municipi
AYORA
Comarca
EL VALLE DE COFRENTES-AYORA
Província
València
Localització
C/ Iglesia, 1
Època
S.XVI; S.XVII; S.XVIII
Ús primitiu
Religioso
Ús actual
Religioso
Estil
Renacimiento - Manierismo
Tipologia
Edificis - Edificis religiosos - Esglèsies
Foto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble
Secció
Primera
Clasificació
Bienes inmuebles 1ª
Categoria
Monument
Estat
Declaració singular
Anotació Ministeri
R-I-51-0004496
Data disposició
21/05/81
Data publicació BOE
22/08/81
Tipus de delimitació
Delimitado - Delimitación Jurídica Provisional - Incoación de Entorno Veure delimitació al mapa
Publicacions DOGV
Resolució entorn de protecció

Dades entorn

Data resolució
26/05/99
Data publicació
08/07/99

Situada en el centro de la población, formando una manzana casi completa, está la Iglesia Parroquial de la Asunción de Nuestra Señora.
La iglesia, propiamente dicha, es de una sola nave, orientando su cabecera hacia el sur, con ábside ochavado, queda dividida en cinco tramos y tiene capillas entre los contrafuertes.
En el interior se disponen pilastras clásicas de sillería, que ocupan toda la altura de la nave y a partir de las cuales se voltean los arcos fajones, que son de medio punto, entre estos se desarrollan bóvedas de crucería con terceletes. Sobre la bóveda de crucería existe una armadura de madera formada por 17 cerchas o cuchillos, que están formados por pares con un puente, tirante y pendolón, a los que se han añadido numerosos jabalcones o apeos de diversas formas, pero fundamentalmente y sistemáticamente apean los pares sobre el tirante. Correas situadas sobre las cerchas soportan la tablazón y las tejas. La cubierta está formada por tantas vertientes como lados el polígono que forma la planta de la iglesia.
Bajo la bóveda de crucería hay otra, de cañón seguido con lunetos, tabicada, que oculta a la anterior. Las capillas laterales se cubren con bóvedas de crucería simple, quedando igualmente, en algún caso, ocultas como la bóveda de la nave por otras tabicadas de cañón.
La fachada principal, situada a los pies, está construida enteramente en sillería. Se organiza mediante un gran nicho, prolongación al exterior de la nave de la iglesia. La portada queda enmarcada por el nicho y consta de dos cuerpos: el inferior esta dispuesto a modo de arco triunfal, con pares de columnas de orden dórico y hornacinas con veneras en los intercolumnios. El entablamento es corrido y lleva triglifos y rosetas en las metopas. En el segundo cuerpo resuelto en orden jónico, se sitúa una ventana rematada por frontón curvo partido que queda albergada entre columnas que soportan un frontón, a los lados se sitúan obeliscos de gran esbeltez rematados por bolas.
Existe una puerta lateral, orientada al oeste, de factura más sencilla, formada por vanos adintelados, flanqueada por pilastras que soportan un entablamento sobre el que sitúa una hornacina dispuesta entre pilastras, rematada por un frontón y de la que parten aletones. Pináculos formados por bolas y pirámides rematan la composición.
Los muros de la iglesia son de mampostería tomada con argamasa de cal, formada mediante grandes mampuestos desbastados y escuadrados. Tiene llaves de sillería en esquinas, contrafuertes y ventanaje.
La sacristía, de planta rectangular, está cubierta con bóveda tabicada de medio cañón con lunetos. Se accede a ella por la cabecera y por la capilla de la Comunión.
La capilla de la Comunión se sitúa junto al lado de la epístola y adopta planta de cruz latina. Los muros son de ladrillo y mampostería, ésta de peor calidad que el resto de la obra. Se cubre con bóvedas de cañón con lunetos en las naves y cúpula con linterna en el crucero. Tras el presbiterio se sitúa el camarín de nuestra Señora de los Desamparados, de planta mixtilínea y que se cubre con cúpula de planta elíptica. El pavimento, que es el original, conserva un solado de azulejería con motivos naturalistas. La fachada principal se dispone a los pies, quedando rematada por una cornisa curvilínea, resolviendo la esquina con la calle Ossa de la Portilla mediante una torrecilla-espadaña cubierta con cúpula. La portada es de piedra caliza de grano muy fino y débil consistencia, estando muy deteriorada, queda alojada bajo un arco de descarga apuntado, de ladrillo y consta de dos cuerpos; el primero flanqueado por pilastras y retropilastras, y el segundo formado por un edículo con temas eucarísticos, vid, trigo, y ángeles adorando la Eucaristía. Bajo la nave del crucero y en toda la dimensión de éste, se sitúa la cripta, que es de forma rectangular y se cubre con bóveda rebajada. Su entrada se efectúa desde una capilla de la iglesia.
La torre-campanario está situada a los pies de la iglesia. La fábrica es de sillería y estructuralmente consta de un solo cuerpo, que adopta planta cuadrada y queda cubierto por una cúpula sobre pechinas, ésta es de argamasa de cal aligerada con tiestos y se organiza mediante encasetonado de nervios de ladrillo utilizado como encofrado perdido. En la parte superior se abren cuatro vanos, uno por lado, enmarcados exteriormente por doble apilastrado toscano y que alojan las campanas. Remata exteriormente con pináculos en forma de pirámide y bolas. Un forjado de madera a la altura de los vanos, apeado en arcos rebajados, sirve de suelo al cuerpo de campanas.
Construida la mayor parte de la obra entre 1508 y 1739, es un interesante compendio de la arquitectura valenciana de los años que duró su construcción. Destacan por su interés la nave de la iglesia cubierta por la hoy oculta bóveda de crucería, de tradición gótica pero con influencia renacentista en la molduración de los perfiles y trazados de los arcos. La portada principal es un bello ejemplar del herreriarismo, de raras preferencias en la arquitectura valenciana. La torre-campanario tiene su curiosa cúpula fabricada a la romana y la capilla de la comunión, es un excelente ejemplo de arquitectura barroca, con su camarín de planta falsamente movida y cúpula elíptica, siguiendo esquemas que intentan rebasar el ámbito regional.
Aparte de la interesante azulejería que se conserva tanto en el pavimento de la capilla de la comunión (siglo XVIII), como en la sacristía (siglos XVI-XVII) probablemente procedente del antiguo coro situado en el centro de la iglesia, y a pesar de las perdidas por el saqueo de 1936, hay que reseñar el importante patrimonio mueble, ya que se conservan restos de un retablo de Yañez de la Almedina, pinturas de Vicente López y otras sin identificar, asimismo la Iglesia Parroquial alberga el archivo histórico parroquial. (Servicio de Patrimonio Arquitectónico y Medioambiental)

Fotos

Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble

Plànol

Foto InmuebleFoto Inmueble

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.