Tornar

Sèquia Mare de Mislata

Codi
37
Denominació
Sèquia Mare de Mislata
Municipi
QUART DE POBLET
Comarca
L'HORTA OEST
Província
València
Edifici instal·lació
Tramo Histórico de la Acequia de Mislata.
Tipologia
Infraestructures - Equipaments tècnics i col·lectius. Comunicacions i obres públiques - Aigua - Sèquies
Autor
C. Pérez-Olagüe.
Data
29/09/06
Notes
Declaración BIC de la acequia y entorno el 17 de noviembre de 2006.
Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble

La acequia de Mislata es una de las siete acequias madre cuyos ámbitos de regadío están bajo la tutela del Tribunal de las Aguas de Valencia, conformando el espacio geográfico llamado la Huerta de Valencia. Dicha acequia posee un extraordinario valor histórico y etnológico por formar pare de una red de ingeniería hidráulica representativa de una forma de asentamiento humano, de intervención en el entorno y explotación de sus recursos que se ha venido produciendo en la Vega de Valencia desde la romanización. Este tramo histórico de la acequia de Mislata posee además un valor constructivo y paisajístico por ser en la actualidad el único tramo de acequia madre o mayor que conserva su cajero original así como su trazado sinuoso y el único que mantiene su carácter de paisaje de regadío tradicional, con reducidas agresiones. En aprovechamiento de las aguas del Turia para todo tipo de usos es un hecho comprobado desde antiguo, a la vista de la profusa red de canalizaciones que caracteriza todas las comarcas limítrofes con el tramo final del río. Así mismo en ambas orillas existen, aparte de las conducciones y acequias hoy en servicio, una serie de restos arqueológicos de diversa índole que aportan indicios suficientes para suponer entramados hidráulicos de consideración. Tanto la calidad de las tierras de labor existentes en al riberas de laos ríos como la estacionalidad del régimen de precipitaciones característica de los climas mediterráneos del levante peninsular suponen factores fundamentales a la hora de determinar la existencia de este tipo de conducciones de agua utilizando recursos y soluciones técnicas similares a lo lardo de todas las épocas. Los canales del Segura, la acequia de Elche, los canales de Altea y las estructuras hidráulicas de Jávea y de Calpe, la acequia amortizada por la construcción del embalse de Tibi, las redes del Turia (sistema Vilamarxant - Riba-roja , acueducto de la Covalleta), el acueducto de Peña Cortada , las conducciones del Palancia (acueducto romano de Sagunto, acequia de Gausa) y las ¿Sèquies del Diable¿ de Vila-real (río Mijares), entre otros tantos, son infraestructuras hidráulicas que demuestran la extensión, geográfica y temporal, de soluciones técnicas similares frente al problema del agua. Ya en 1239 el Rey Jaime I, tras la conquista, confirma los privilegios que tenían los regadíos de Valencia, desde antiguo, y en 1268 concede la facultad de nombrar sequiers de acequia. El Tribunal de las Aguas se componía inicialmente de siete miembros, a los que se añadió en el siglo pasado un nuevo miembro correspondiente a la acequia de Quart-Benageber-Faitanar. Las fuentes bibliográficas que hacen referencia a estas redes hidráulicas son relativamente escasas. La siguiente referencia que conocemos data del primer cuarto del siglo XIX y corresponde al estudioso francés Jaubert de Passa. En su estudio ¿Canales de riego de Cataluña y reino de Valencia¿ publicado en 1823 (con traducción española de 1844), lleva a cabo un análisis científico de las redes hidráulicas en uso con la intención de encontrar soluciones a los problemas de regadío del Sur de Francia. Hasta principios del siglo XX no contamos con nuevas referencias. En 1902 el ingeniero Rafael Valls David publica una revisión del estudio de Jaldero sobre la red de comunicaciones de Vilamarxant ¿ Riba-roja. La acequia de Mislata es el segundo gran sistema hidráulico de la Vega de Valencia que toma agua por el margen derecho del río Turia, entre al azud de Quart y el de Favara, y siempre ha tenido silla en el Tribunal de la Aguas con la particularidad de que un brazo de la misma, el de Xirivella, al menos desde el siglo XVII ha tenido una organización separada a pesar de compartir un mismo caudal de agua. Hasta el segundo cuarto del siglo XX el sistema hidráulico de la acequia de Mislata se había mantenido de forma casi inalterable, con una longitud de la acequia madre o mayor de 12 kilómetros, además de todos los brazos secundarios, cruzando los términos de Manises, Quart de Poblet, Mislata, Xirivella y Valencia. También había mantenido su perímetro de riego, evaluado en unas 1000 Ha.; por el trazado del Plan Sur, que desvío el río Turia en la década de 1960 y el crecimiento urbano de Mislata y la ciudad de Valencia, aquel ha sido recortado drásticamente quedando hoy en día un poco más de 100 Ha. entre Quart de Poblet, Mislata y Xirivella. Su punto de inicio en el río se encuentra en la parte alta de la población de Manises y la acequia madre toma una dirección paralela al Turia, cruza primero la huerta de Manises, pasa junto a la población y continúa hasta por el norte del núcleo urbano de Quart de Poblet, entre éste y el río. Posteriormente cruza la carretera real de Madrid y pasa por lo que ahora es zona urbana de Quart, en donde antes ya comenzaba a regar a través de los primeros partidores (¿rolls¿). Al poco de entrar en el termino de Mislata se encontraba el molino de Cabot del que partían cinco acequias que distribuían por brazos el agua por su área de riego, básicamente formado por el termino municipal de Mislata y la parte oeste del cementerio general de la ciudad. En el primer tramo de la acequia madre de Mislata entre su azud hasta el desaparecido molino de Cabot se encuentra un estrecho reducto de huerta en el termino municipal de Quart de Poblet, entre la vía del tren y el polígono industrial al borde de la autovía Valencia-Madrid. El valor extraordinario que posee este tramo de setecientos metros de largo es debido a que la acequia aún es de suelo, con un trazado lleno de curvas y unos márgenes plantados de árboles frutales, cañas, etc., que permiten ver de forma singular en toda la actual huerta de Valencia una acequia madre junto al que era el trazado tradicional de las acequias históricas. Además del magnífico cajero tradicional de suelo, se mantienen la realidad física y la imagen de las acequias antiguas, un primer tramo de 200 metros está bordeado de árboles frutales, higueras, membrillos, balaustras, etc.. es costumbre secular de los labradores plantar los frutales para el consumo doméstico cerca de las acequias y brazales. Un segundo tramo de otros 200 metros goza de una ribera de senill, típico cañizo menudo. Posteriormente el tercer espacio, alrededor de unos 300 metros, tiene su borde plantado de cañas que consolidan las paredes del cajero. El trazado sinuoso de la acequia corresponde también a razones de ingeniería hidráulica, pues de este modo se aminora la presión del agua producida por el desnivel del terreno, que destruía el cajero de la acequia. Más adelante la acequia madre de Mislata se encuentra enterrada y el molino de Cabot con todos sus partidores y lenguas destruidos por la construcción del nuevo cauce del río Turia. En paralelo a la acequia y a pocos metros de la misma discurre la acequia de Faitanar, tramo que aparece a mediados del siglo XIX, y se nutre de la acequia madre de Quart. Sobre la misma se encuentran las ruinas del Molino de Animeta. Este tramo conserva así mismo el tradicional cajero, su trazado y paisaje originales.

Fotos

Foto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble