Tornar

Castillo y Murallas de Castalla

Codi
03.27.053-013
Denominació
Castillo y Murallas de Castalla
Municipi
CASTALLA
Comarca
L'ALCOIÀ
Província
Alacant
Localització
Cerro del Castillo
Època
S.XI origen islámico; S.XIV-XV recinto, palacio; S.XVI (1529) torre mayor, (1579) torre Grossa
Ús primitiu
Defensivo
Ús actual
Defensivo
Estil
Arquitectura Medieval - Renacimiento
Tipologia
Edificis - Edificis militars - Castells
Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble
Secció
Primera
Clasificació
Bienes inmuebles 1ª
Categoria
Monument
Estat
Declaració genèrica
Anotació Ministeri
R-I-51-0011103
Fecha anotación
19/09/03
Tipus de delimitació
Delimitado - Delimitación Definitiva - Declaración de Entorno Veure delimitació al mapa
Publicacions DOGV
Resolució entorn de protecció
Delimitació entorn de protecció
Data resolució
07/03/14
Data publicació
11/03/14

Los estudios efectuados tras las tareas de excavación con técnicas arqueológicas, indican la presencia de restos del neolítico, bronce pleno y época íbero-romana, además de los pertenecientes a la Edad Media, en la cima del cerro.
La primera referencia documental de Castalla se encuentra en el Libro de los Hechos de Jaime I. Estando éste sitiando El Puig de Cebolla en septiembre de 1237, en plena campaña de conquista de Valencia. Dice así: ¿Sapiats en veritat que dien que ell sabia lo vostre anar quan moviets del Puig, e que es soú ajustats quants sarraïns ha de Castalla e Cocentaina ença...¿
Posteriormente se cita en el tratado de Almizra, estipulado en 1244, por medio del cual se establecen las fronteras entre Castilla y Aragón, dice así: ¿Aquest fo lo partiment de les terres: que l´infant hagués Almansa, e Sarafull e el riu de Cabrivol; e nós que haguéssem Castalla, e Biar, e Relleu, e Xeixona, e Alarc, e Finestrat, e Torres, e Polop e la Mola...¿.
Por convenio con Gimen Pérez de Arenós las fortalezas de Castalla y Onil pasarán a manos de Jaime I, a cambio de los castillos de Cheste y Villamarchante.
En 1283 aparece la primera alusión a la necesidad de realizar obras, en un documento dado en Barcelona a 31 de marzo de dicho año. El infante don Alfonso, primogénito y lugarteniente del rey don Pedro, manda al procurador real Ultra Xucarum que apremie a Guillem Ramón de Monpeller, a la sazón alcaide de la fortaleza, a devolver 3000 sueldos que se le habían dado para realizar obras en el castillo de Castalla, por tener conocimiento de que dichas obras no se habían llevado a cabo.
Posteriormente en 1292 y 1293 vuelven aparecer noticias sobre la necesidad de acometer obras de reparación en la fortaleza.
El castillo pasó a manos de los Cruilles, y posteriormente a la Corona, a los Vilanova y a los duques del Infantado.
En 1579 se realizó a expensas de la villa la Torre Mayor del castillo.
En 1729 el Consejo Supremo de Aragón determinó la extinción del feudo, pasando la villa a la Corona, siendo su poseedor el conde de Albatera.
Las construcciones actuales son de época muy avanzada de la Baja Edad Media y alguna construcción de comienzos de la época Moderna.
Se encuentra situado en la parte más alta sobre un cerro cuya altura topográfica alcanza 750 metros. El cerro está prácticamente aislado, con fuertes pendientes en la ladera norte y en todo el contorno en las cotas próximas a la cima.
Quedan, a pie de ladera por el lado sur, los restos de la villa Vella, en la actualidad por completo aterrados. En cotas inferiores se encuentra el casco urbano más antiguo.
El sendero que conduce al castillo discurre por el solar de la villa Vella, es por tanto el camino histórico de acceso, comunicando estas dos áreas.
El conjunto fortificado se compone esencialmente de tres partes: La Torre Mayor, las murallas y un núcleo edilicio, con carácter de residencia señorial.
La planta del castillo es alargada y se encuentra delimitada por las cortinas de muros rectos, varios construidos con tapial, flanqueados por algunos cubos cilíndricos. En la parte de mayor anchura, a norte del recinto se encuentra la residencia señorial o el palacete, que está resuelta alrededor de un patio, bajo el cual está el aljibe, siendo muy semejante a los castillos de Forna y Cox, lo cual nos hace situarlo en el siglo XV. Las troneras existentes en su torre circular son semejantes a otras de edificios de este siglo, como el Palacio Condal de Cocentaina o el Palacio de Altamira de Elche.
En la amplia franja central, las recientes excavaciones han puesto al descubierto restos de pequeñas habitaciones, junto al lado de levante; aprovechando los desniveles del terreno, fue construido aquí un aljibe de gran dimensión. El recinto está cerrado en el extremo sur por una torre circular de gran diámetro, que fue construida durante el siglo XVI.
Hay que destacar la solución de la puerta de acceso, realizada en sillería con dovelas de gran canto, encastrada en la fábrica de tapial. Hay algunos restos de molduras góticas en las estancias del palacio y cabe destacar el tratamiento formal de la torre moderna, así como el sistema constructivo del aljibe de la ladera sur.
Se trata de un recinto con zonas en grado de conservación distinto. En los últimos años se han realizado excavaciones arqueológicas y la consolidación de algunas estructuras del palacio. (C.Pérez-Olagüe)

Fotos

Foto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.