Tornar

Castillo del Rebollet

Codi
46.25.127-001
Denominació
Castillo del Rebollet
Municipi
FONT D'EN CARRÒS (LA)
Comarca
LA SAFOR
Província
València
Ubicació
Al sudeste del núcleo urbano
Ús primitiu
Defensivo
Estil
Arquitectura Medieval
Tipologia
Edificis - Edificis militars - Castells
Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble
Secció
Primera
Clasificació
Bienes inmuebles 1ª
Categoria
Monument
Estat
Declaració genèrica
Anotació Ministeri
R-I-51-0010791
Fecha anotación
03/06/02
Tipus de delimitació
Genérico

Según varios autores como Diago, Madoz, etc. La ocupación del lugar ya existía bajo la dominación romana de los Emperadores Augusto, Claudio, Tiberio, Galba y Vespasiano con el nombre de Rebollet, pero al existir documentos que nos indican que en dicho lugar se encontraron dientes de hoz y varios fragmentos de cerámica hecha a mano, nos ponen de manifiesto que su existencia es anterior a la época romana, concretamente a la Edad del bronce Valenciana, hoy totalmente destruidos los restos de dicho poblado, o, por lo menos, oculto, por los restos medievales del castillo y de su población.
En la invasión arábiga del año 711, los sarracenos se establecieron en el Castillo de Rebollet y en La Font d'En Carròs.
Durante la reconquista del reino de Valencia por Jaime I de Aragón, y después de la toma de la capital, pasó el Conquistador a Montpellier a sosegar varias turbaciones que habían ocurrido en aquella ciudad.
Durante la ausencia del Rey, varios caballeros cristianos hicieron algaradas contra los moros y en una de ellas D. Berenguer de Entenza, D. Guillem de Aguillón, D. Pedro Ximenez Carroz, D. Pedro de Luna, D. Fernan Sánchez de Ayerbe y D. Ramón de Cardona, con doscientos veinticinco caballeros, quinientos infantes y una compañía de almogárabes, entraron en el valle de Bayren. D. Pedro Ximenez Carròs puso sitio al fuerte y rocoso Castillo del Rebollet, ganándolo en combate en 1239. Agradecido el Rey por sus servicios el 18 de julio de 1240 hizo merced a Carròs o Carroz de la señoría del Castillo y Villa del Rebollet.
Este caballero no lo abandonó dada la posición estratégica que tenía, sino que lo fortificó y ensanchó levantando en su recinto una iglesia.
Durante la guerra promovida por el Rey Pedro I de Aragón (el Ceremonioso), el rey de Castilla se apoderó de algunos castillos del Reino de Valencia, siendo uno de ellos Rebollet, en el año 1364, destruyéndose como consecuencia de dicha guerra.
D. Berenguer de Vilaragut, señor del castillo y Barón de Rebollet lo reedificó en el año 1368 y a los habitantes de los lugares que componían la Baronía, les otorgó escritura y carta de concesión estipulada a los 18 días de marzo de dicho año ante D. Pedro Perpiña, escribano, concediéndoles todos sus términos, montañas, confines, entradas y salidas, caminos, acequias y aguas para regar, azudes, molinos y otras posesiones o propiedades en la manera como se había acostumbrado, salvo empero todas las cosas y todos los derechos pertenecientes al señor de Rebollet.
Dentro del recinto del castillo se encontraba una iglesia dedicada a San Nicolás que ocupaba una superficie de ciento sesenta varas. Dentro de dicha iglesia había una capilla dedicada a la Virgen del Rebollet, otra a Nuestra Señora del Remedio y un panteón para los señores Carroz. Estaba a cargo de un vicario, habiendo además otro capellán. En el testimonio de visitas del año 1571 se refiere un inventario de la Iglesia de Rebollet en que se encuentran: una cruz de plata, ornamentos como terno, casullas, tres palios, dos órganos pequeños, libros de canto llano para oficios, una linterna para el Santísimo Sacramento y un púlpito.
El castillo, cuya superficie era de dos mil doscientas varas, albergaba una pequeña población que se llamaba Rebollet. Esta población era distinta a la villa de La Font d'en Carròs. Aunque algunos pusieron en duda la existencia de dicho lugar de Rebollet, no cabe ésta, como se desprende con pruebas por varios documentos y escrituras, entre ellas la otorgada por Bartolomé Martí de Veses en 9 de noviembre de 1558 en que se refiere; que D. Pedro Gilabert de Centelles por medio de D. Serafín Centelles su procurador especial, pasó a tomar posesión de la Baronía de Rebollet. Con efecto, precedida convocación para Consejo general de todos los lugares de dicha Baronía, se formó éste en el pórtico de la plaza de la Villa de La Font d'En Carròs, como cabeza de toda la Baronía. Se congregaron allí los habitantes de los lugares del Rebollet, de La Font d'En Carròs, Potries, Alcudiola, Rafelcofer, Alquería de la Condesa y Beniflá. Y primeramente fueron convocados y congregados en dicho pórtico Miguel Ferrandis de Mesa, Generoso, Alcaide del castillo de Rebollet, Miguel Gregori, Bartolomé, Jaime y Antonio Agut, mayor y menos; Miguel Jaime Escrivá, Juan Torres, vecinos, habitantes y domiciliados dentro del Lugar y muralla de Rebollet.
Por el rey D. Jaime II de Aragón se concedió a Don Francesc Carròs la franqueza del Castillo y Villa de Rebollet y de sus términos, franqueza dada en Zaragoza "pridie idus Junii" 1314, confirmada por el rey D. Alfonso III, a favor de Bernat Centelles, en Valencia a 20 de noviembre de 1417.
El mismo rey D. Alfonso, en los Idus de marzo de 1330, concedió al dueño del honor y Castillo de Rebollet y de la Villa de la La Font d'En Carròs, el pleno mero imperio y su ejercicio perpetuamente.
El Castillo estaba a cargo de un Alcaide o Baile, quien despachaba los títulos de franqueza, sellados y signados por medio de escribanos de Corte, desde el año 1404 en que el rey de Aragón concedió a todos los vecinos y moradores dentro del término de Rebollet y de La Font d'En Carròs, franqueza de borra, pasaje, pontaje y otros; los que continuaron expidiendo después de arruinado el Castillo y lugar de Rebollet, residiendo el Alcaide en La Font d'En Carròs como cabeza de Baronía.
En el año 1383, D. Ramón de Riusech o Centelles, compró la baronía, honor y Castillo del Rebollet, quedando así agregada a Oliva. El año 1404, el rey de Aragón concedió a los habitantes del Rebollet y de La Font d'En Carròs unos títulos de franqueza que fueron sellados y firmados por los escribanos de las Cortes y entregados por el alcaide del castillo.
El 20 de noviembre de 1417, el rey Alfonso el Magnánimo confirmó la concesión del castillo y villa, así como del término de Rebollet, a Bernat de Centelles. Más tarde, el 14 de abril de 1449 se concedió a Ramón de Riusech el título de Conde de la villa y baronía de Oliva. De esta manera van a quedar a su cargo los pueblos de Rebollet y La Font d'En Carròs entre otros.
El 9 de noviembre de 1558, la baronía de Rebollet va a pasar a ser posesión de Pedro de Gilabert de Centelles. Más tarde se incorpora a la Casa de los Borjas o Duques de Gandía por el matrimonio de D. Carlos de Borja y Dª Magdalena de Centelles, hermana del último conde D. Pedro, que murió sin sucesión, si bien fue casado con Dª Hipólita de Zuñiga.
Según se refiere el padre Miguel de Rodenas en su vida del Beato Andrés Ibernon (Valencia 1732, pág. 98), el día 26 de diciembre del año 1598, en la ciudad de Gandía y Conca de La Safor, hubo unos terremotos muy fuertes, derribando muchos edificios. Entre los edificios que fueron derribados figuran la torre del campanario colegial de Gandía, el convento de Nuestra Señora del Pino de Oliva y el Castillo de Rebollet.
Eran entonces Duques de Gandía, Condes de Oliva y Barones del Rebollet, D. Carlos Borja, y su esposa Dª Artemisa Doria y Carreto. Como D. Carlos se encontraba en Cerdeña, con el cargo de virrey de esa isla, la Duquesa Dª Artemisa, dio la orden de que los frailes franciscanos, fuesen hospedados en los altos del Palacio Condal de Oliva y aprovechasen para iglesia la misma del Palacio Condal y que el señor vicario del Rebollet y cuantas cosas se habían salvado de las ruinas de la iglesia de dicho Castillo, se depositaran en la iglesia de La Font d'En Carròs y estuvieran en ella hasta que el señor Duque volviese de Cerdeña y dispusiese las cosas. Hízose así y en procesión se bajaron las imágenes.
Como en la población de Oliva había una cofradía de Nuestra Señora del Rebollet y en la Iglesia de La Font d'En Carròs por estar todos los altares ocupados, la imagen de Santa María del Rebollet estaba sobre una mesa de altar. Estos cofrades suplicaron a las autoridades de La Font d'En Carròs, que les ofrecieran la Imagen, comprometiéndose en hacerle un altar y venerarla convenientemente.
Negándose los ciudadanos de La Font a acceder a la petición de la Cofradía, se practicó la Ley de la fuerza. La noche del día 28 de julio de 1601, el Sr. Duque de Gandía, acompañado de muchos soldados, de canónigos de Gandía y muchos frailes, lograron por la fuerza entrar en la iglesia, apoderándose de la imagen de Nuestra Señora del Rebollet, siendo trasladada a la iglesia de los religiosos franciscanos de Oliva.
Ante la negativa y resistencia que ofrecieron los vecinos de La Font d'En Carròs, en represalia a ello, unos días más tarde, volvió el Sr. Duque con sus soldados y arrasaron la Casa de Justicia, de los Jurados y del Síndico. No se acobardaron los de La Font, al contrario más animosos que nunca, llevaron el asunto al Tribunal Eclesiástico, pidiendo justicia. Era entonces Arzobispo de Valencia, el Beato Juan de Ribera y Vicario General-Gobernador eclesiástico de la diócesis el muy ilustre D. Baltasar de Borja, hermano del Duque Carlos.
La Curia Eclesiástica de Valencia, trató de calmar los ánimos y propuso una solución amistosa, que fue la siguiente: Con el fin de que la Santa Imagen tuviese el máximo honor posible y teniendo en consideración que se estaba levantando una iglesia nueva para los padres franciscanos de Oliva, se propuso que la imagen de la Virgen del Rebollet, no estuviese ni en la iglesia de La Font d'En Carròs ni en la de Oliva, sino en la nueva iglesia franciscana, sin poderse sacar de dicho lugar ningún precepto.
Los vecinos de La Font aceptaron esta solución, alegrándose los duques D. Carlos III y Dª Artemisa, que en prueba de ello, cuando se edificó en la iglesia de La Font una espaciosa y rica capilla dedicada a Nuestra Señora del Remedio (la otra imagen bajada del castillo), los señores duques aportaron algunos ducados para dicha obra.
Esta capilla, ocupaba el lugar que hoy día es la puerta principal. En el techo del coro actual se puede apreciar las riquezas de dicha cúpula.
Fue por entonces, cuando el Santo Juan de Ribera regaló a La Font d'En Carròs, la imagen del Santísimo Cristo del Amparo.
Destruido tanto el castillo como el lugar de Rebollet, del que fue su último Alcaide D. Miguel Juan Ferrándiz de Mesa, quedó abandonado por sus antiguos moradores.
En el mes de enero de 1747, el vecino Pedro Antonio Escrivá, labrador, natural y vecino de La Font, sacando piedras en el recinto del Castillo se encontró dos sepulcros, que a instancias del reverendo D. José Company, vicario de la parroquia, ambos sepulcros fueron bajados y depositados en la iglesia de La Font d'En Carròs.
Al identificar dichos sepulcros por las letras longobárdicas grabadas en las tapas, que contenían los huesos de los hermanos Francesc Carròs, señores del Rebollet, por orden de la Señora Duquesa de Gandía Dª María Ana Borja, el día 21 de abril de 1748 fueron depositados en la iglesia parroquial de La Font d'En Carròs. Dicho día se ofreció una misa de réquiem con gran solemnidad, asistiendo a esta función el Doctor Pedro Juan Peyró vicario de la iglesia, otros presbíteros de la Villa, algunos de la Colegial de Gandía, otros de la iglesia parroquial de Santa María de Oliva, la comunidad de religiosos de San Francisco de Nuestra Señora del Pino de Oliva, autoridades locales y muchos caballeros y personas de distinción, convidados en nombre de la Sra. Duquesa de Gandía, por el Doctor D. Alejandro Avargues su procurador general, sin otros muchos que acudieron a tal celebridad. Todo lo ocurrido en ese día se hizo constar en una escritura que autorizó el notario de Gandía D. Roque Peynada en La Font d'En Carròs.
Al morir doncella María Ana Borja legó sus títulos directamente a su sobrino Francisco Alfonso de Pimentel Borja y Centelles, hijo de Ignacia Juana Magdalena y de Antonio Francisco Alfonso-Pimentel, duque de Benavente, que contrajo matrimonio con una joven de la Casa de Osuna. Tuvieron una hija, María Josefa que en el año 1771 se casó con Pedro de Alcántara Téllez Girón, Duque de Osuna.
Su hijo Francisco de Borja, se casó con la belga María Francisca Beaufort y tuvieron un hijo que se llamaba Pedro de Alcántara (1810-1844), gran protector de las letras españolas.
En el término de La Font d'En Carròs, a mil trescientos cuarenta metros al sudeste de la Villa y sobre un montículo de 149 metros de altitud, se encuentra el Castillo de Rebollet. Su acceso lo tiene por la carretera de La Font d'En Carròs-Oliva.
Desde lo alto del castillo se domina la costa y la montaña.
El castillo de Rebollet consta de un recinto sobre montículo de unos 3,358 m2 de superficie. El acceso se sitúa en el extremo oeste del castillo y tiene una entrada en forma de codo, protegida por paramentos de ladrillo, que defienden en el extremo superior un paso de ronda de unos 80 centímetros de anchura.
Enfrente encontramos la torre del Homenaje, probablemente del siglo XV, hecha de ladrillo con las esquinas reforzadas de sillares de piedra tosca, igual que las jambas y el arco de la puerta (ahora perdidos) y la ventana, que está situada sobre la puerta, en la cual se pueden ver ladrillos que indican una reconstrucción moderna. Parece que la torre estaría formada por tres plantas y posiblemente cubierta por una bóveda de ladrillo y cal. Sobre la cubierta había un paso de ronda de unos 80 centímetros de anchura y merlones, revestidos por estuco de cal y arena.
Adosada a los muros laterales de la torre se observa la muralla hecha de tapial de unos 67 metros de longitud.
En el extremo norte y pegado a la parte interior de la muralla ha y un aljibe hecho de tapial y revestido con dos capas de estuco, que antiguamente estaba cubierto por una bóveda actualmente derruida.
Adosada al aljibe se encuentra una torre de vigilancia con desagüe vertical. As u lado hay un posible acceso secundario de unos 2,60 metros que finaliza en un muro perpendicular de tapial.
Adosadas al paramento del recinto aparecen una serie de torres de época cristiana más tardía. (C.Pérez-Olagüe)

Fotos

Foto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.