Tornar

Restos del Castillo de Almassora

Codi
12.05.009-004
Denominació
Restos del Castillo de Almassora
Altra denominació
Castillo de Almassora
Municipi
ALMASSORA
Comarca
LA PLANA ALTA
Província
Castelló
Localització
Junto a la CN-340
Ús primitiu
Defensivo
Tipologia
Edificis - Edificis militars - Castells
Secció
Primera
Clasificació
Bienes inmuebles 1ª
Categoria
Monument
Estat
Declaració genèrica
Anotació Ministeri
R-I-51-0012120
Fecha anotación
25/03/08
Tipus de delimitació
Genérico

Se encuentra en la CN-340, dirección Barcelona entre ésta y las vías del Ferrocarril, recayente al río Mijares.
El término municipal de Almazora fue ocupado desde la prehistoria, habiéndose encontrado numerosos restos arqueológicos que permiten constatar la ocupación desde los tiempos del Paleolítico Superior.
De la civilización ibérica también se guardan interesantes yacimientos (Torrelló, Castell y Caminás), comenzando entonces los primeros intercambios comerciales con el resto de pueblos mediterráneos.
Pero fue la conquista romana la que provocó mayores transformaciones como la Vía Augusta, el nuevo sistema de riegos, el embarcadero comercial etc.
La ocupación musulmana empieza en el siglo VIII, y su núcleo de población se encontraba ubicado en el castillo de Almazora.
La reconquista según el historiador Diago se produjo en el año 1234. Pere Cornell, según relata el Libro de los Hechos de Jaime I, conquista el castillo de Almazora. Jaime I acoge bajo su custodia a sus moradores en su Carta de Privilegios (1235), tratando de atraer repobladores cristianos.
En breve, el monarca cede el dominio al Monasterio de Santa Cristina, de Somport (Huesca), cuyo prior, en 1237, otorga la Carta Puebla, estipulada según fuero de Borriana; instrumento que fue confirmado (1243) por el propio Rey, respetando integramente su redacción.
En 1245, Jaime I infeuda la villa al Obispo de Tortosa, al que quedaría ligada, hasta la abolición de los señoríos.
Dos años más tarde en 1247 el prelado Pons de Torrella, determina el traslado de la ciudad, desde el Castillo a su emplazamiento actual.

El nuevo núcleo poblacional, ya amurallado a fines del siglo XIII, goza de numerosas prerrogativas que Jaime I concedió a sus habitantes. En 1276 se empieza la construcción del puente de Santa Quiteria, por lo que se modifica el trazado de la antigua calzada, que pasa a ser el Camino Real de Borriol.
En el siglo XIV, Martín el Humano concedió a sus habitantes el privilegio de embarcar y desembarcar mercancías en su playa y la celebración de un mercado cada viernes y la feria anual por Todos Santos.
Se encuentra sobre un promontorio en el margen izquierdo del río Mijares, entre la carretera nacional N-340 y las vías del ferrocarril, junto al Pont Nou, declarado Bien de Interés Cultural con categoría de monumento y con número de inscripción en el Registro de Bienes de Interés Cultural del Ministerio de Cultura R-I-51-0010554.
Al otro lado de las vías del tren se encuentra la llamada popularmente ¿Finca del millonario¿ levantada a principios del siglo XX, en la que tras su enorme tapia de mampostería podría conservar resto del castillo.
De planta rectangular según Forcada Martí, presenta restos de varias estructuras defensivas: torres, lienzos de murallas, con algunos restos de aspilleras, y algunos muros.
Las técnicas constructivas utilizadas son tapial de mortero, tapial de mortero con piedras ordenadas y piedras de diferentes tamaños trabadas con mortero.
Los materiales aparecidos son de época islámica, ibéricos y de la Edad del Hierro.
Se conserva una imagen del castillo de 1314 y la Carta de privilegios, en el archivo de la catedral de Tortosa.
El castillo se encuentra completamente arruinado y parece que parte del mismo se desapareció a consecuencia de una avenida del río Mijares. (C.Pérez-Olagüe)

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.