Tornar

Castillo del Buey Negro o del Bou Negre

Codi
12.08.015-001
Denominació
Castillo del Buey Negro o del Bou Negre
Altra denominació
La Muela o de la Mola
Municipi
ARGELITA
Comarca
EL ALTO MIJARES
Província
Castelló
Localització
Montaña en el límite de los términos de Argelita y Ludiente
Ús primitiu
Defensivo
Estil
Arquitectura Medieval
Tipologia
Edificis - Edificis militars - Castells
Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble
Secció
Primera
Clasificació
Bienes inmuebles 1ª
Categoria
Monument
Estat
Declaració genèrica
Anotació Ministeri
R-I-51-0011124
Fecha anotación
18/11/03
Tipus de delimitació
Genérico

En el lugar donde se asienta la fortaleza se conocen poblamientos desde épocas muy antiguas. En su emplazamiento se ha localizado un yacimiento ibérico y numerosos restos romanos.
El castillo del Buey Negro fue una de las fortalezas de mayores dimensiones de lo que hoy es la Comunidad Valenciana. De hecho era el castillo dominante de una gran extensión de territorio en el que estaban incluidas numerosas poblaciones.
La fecha de su construcción es incierta, si bien se encuentran documentos, de finales el XII, que ya hablan de su existencia. Fue citada en 1178 formando parte del conjunto de castillos que delimitaban la diócesis dertusense cuando la concesión real por parte de Alfonso II de Aragón al consagrarse la nueva catedral de Tortosa. Por esta circunstancia su origen se considera musulmán, posiblemente del siglo XII o anterior. También fue fita histórica en la partición de los lindes entre las diócesis de Segorbe y Tortosa.
Se menciona como castrum en un documento cristiano de 1225, detallándose su extensión superior a las quince hectáreas. En este sentido, este gran conjunto de construcciones defensivas es único en la Comunidad.
Perteneció también a los dominios de Abú Zayd a principios del siglo XIII, pasando su propiedad a su hijo Fernando Pérez, habido de su esposa cristiana María Fernández y, más tarde a sus hijas Teresa y Sancha.
En los años siguientes se incorporaría a la corona y acabaría siendo adquirido por la familia Arenós, pasando luego por herencia a la casa ducal de Villahermosa.
La fortaleza participó en distintas acciones como fue la guerra entre los descendientes de D. Blasco Ximénez de Arenós en 1291, en las contiendas entre la Corona y la Casa de Gandía en 1464 y 1477 y en la guerra de Sucesión española siendo incendiada la población con su castillo en 1707.
La población fue reconstruida pero no su obra castrense medieval, sin embargo, en las Guerras Carlistas fue rehabilitado por su posición estratégica en el valle del Villamalefa.
El castillo se encuentra en una elevada montaña en el límite de los términos de Argelita y Ludiente, en el parapeto rocoso que se desploma sobre el estrecho que forma el río Villahermosa antes de llegar a la población y a 748 m de altitud.
Se trata de una inmensa tabla rocosa perfectamente protegida en el Norte y Noroeste por grandes escarpes que resultan totalmente inaccesibles. En el Este, Sur y Sudoeste el acceso está protegido por lienzos de muralla y una torre que defiende una entrada.
En él interior se encuentra una torre de origen romano de planta ligeramente rectangular levantada en robusta piedra de cantería y considerada romana por cuanto en sus alrededores se halla presente cerámica de tal época.
Su emplazamiento, así como la extensa magnitud de sus restos dispersos, dan una idea de lo formidable que debió ser esta gran fortaleza.
Existe la certeza de que muchas de sus piedras han sido utilizadas para la construcción de edificios agrícolas.
El castillo se encuentra completamente en ruinas y únicamente se aprecian algunos lienzos de sus murallas principales y los basamentos de distintos torreones. (C.Pérez-Olagüe)

Fotos

Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.