Tornar

Conjunto Histórico Artístico La Ciudad

Codi
12.03.089-003
Denominació
Conjunto Histórico Artístico La Ciudad
Altra denominació
La Ciudad
Municipi
PENÍSCOLA
Comarca
EL BAIX MAESTRAT
Província
Castelló
Tipologia
Edificis - Edificis militars - Ciutats emmurallades
Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble
Secció
Primera
Clasificació
Bienes inmuebles 1ª
Categoria
Conjunt històric
Estat
Declaració singular
Anotació Ministeri
R-I-53-0000142
Data disposició
26/10/72
Data publicació BOE
16/11/72
Tipus de delimitació
Delimitado - Delimitación Definitiva - Delimitación Conjunto Histórico Veure delimitació al mapa

Se encuentra la ciudad sobre una escarpada roca que estuvo poblada ya desde época ibérica.
Fue reconquistada por Jaime I en el año 1233, pasó a la Orden de los Templarios y luego a la Orden de Montesa que cedió la ciudad a Benedicto XIII. Quien se hizo fuerte en la ciudad desde 1412 a 1422, tras haber sido nombrado papa en Avignon.
Bajo el reinado de Felipe II fue incorporada a la Corona de Aragón, momento en el que fortificó sus defensas.
El casco urbano se desarrolla alrededor del castillo, y protegido por un cinturón amurallado con torres y aspilleras. Tiene tres puertas de acceso, la más antigua es la de Sant Pere o el Papa Luna, abierta en el lado sur; el Portal de Fosch o de Dalt Vila de la época de Felipe II; y por último, la Puerta de Santa María o Portal de Baix Vila del siglo XVIII.
Destacan en el trama urbana cuatro plazas de armas: la Plaza de la Constitución, que se encuentra en el centro de la población; la Plaza de Santa María es un espacio tras la puerta del mismo nombre; la plaza de Armas se encuentra en lo más alto de la población; y la Plaza de Santa Ana. La estructura de la ciudad se adapta a la topografía, caracterizada por calles irregulares y estrechas con un número de 27. Las calles más importantes son la calle Mayor y la antiguamente llamada de Caballeros, ambas son las de mayor longitud y llanas, y unen ambos extremos de la ciudad. La pavimentación de las calles es de enmorrillado con canto rodados, imitando el antiguo pavimento del que aun se conservan fragmentos, dispuesto en escalera, rampas y explanadas. Se han perdido los dibujos y trazados geométricos que tenía el original.
Las casas, por su tipología, parece que tenga influencias púnicas, están pintadas de blanco. No tienen cimientos al asentarse sobre la roca. Se trata de casas de dos plantas con terrazas. Los techos en las terrazas practicables se protegía con mortero y rasilla, mientras que en las pluviales se cubría con sucesivas capas de algas y arcilla según la tradición que aun hoy perdura en Ibiza. Los interiores de las casas de articulan alrededor de la escalera que se desarrolla siguiendo el tendido de las vigas y dividiendo la casa en dos partes. En la planta baja, en la parte anterior a la escalera se encuentra el zaguán en el que se desarrollan las actividades agrícolas o marineras. En la posterior está la cuadra con un pequeño corral. En la planta superior se encuentra el comedor-estar y la cocina del tipo hogar chimenea, esta sala tiene al exterior una gran ventana con barandilla de madera torneada. En la misma planta pero tras la escalera se ubican una o dos habitaciones con vanos a la escalera o al corral. La escalera llega hasta la terraza terminando en un cobertizo que solo ocupa la mitad de la terraza, utilizado generalmente como corral para animales. La otra parte de la terraza era para uso privado de los habitantes, llegándose a utilizar como cocina de verano en algunos casos.
Los edificios más destacables de la ciudad son: la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Socorro, que originariamente debió de ser del tipo de iglesia de reconquista con una sola nave, arcos diafragma y techumbre de madera, conservándose de aquella época una portada románica. Fue reconstruida tras un incendio a mediados del siglo XV. Se amplió entre 1725-1739 por el maestro de obras José Antonio Simó, ampliándose la nave y cambiando la cubierta a bóveda de cañón.
La Ermita de Nuestra Señora de la Ermitana, situada junto al castillo sobre el solar en el que hubo otra edificación religiosa en el siglo VI, actualmente el edificio es obra realizada entre 1708-1714 a instancias de D. Sancho de Echevarría, de estilo barroco con sillería en adornos, escudos y molduras.
Otro edificio a destacar el la Casa Ayuntamiento frente al portal Fosch edificado en 1596, según una inscripción. Fue destruido durante la Guerra de Independencia, para levantarse de nuevo en 1834. Tiene numerosas intervenciones y remozamientos como la casa de D. Sancho de Echevarría en la antigua calle Caballeros, los dos únicos ejemplos de arquitectura urbana nobiliaria que quedaban en la ciudad.

Fotos

Foto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.