Tornar

Castillo - Palacio

Codi
12.03.089-004
Denominació
Castillo - Palacio
Altra denominació
Castillo y Palacio
Municipi
PENÍSCOLA
Comarca
EL BAIX MAESTRAT
Província
Castelló
Localització
En lo alto del peñón que domina la ciudad
Època
S.XIII; S.XIV
Ús primitiu
Defensivo
Ús actual
Defensivo
Estil
Arquitectura Medieval
Tipologia
Edificis - Edificis militars - Castells
Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble
Secció
Primera
Clasificació
Bienes inmuebles 1ª
Categoria
Monument
Estat
Declaració singular
Anotació Ministeri
R-I-51-0000510
Data disposició
03/06/31
Data publicació BOE
04/06/31
Tipus de delimitació
Genérico

El peñón sobre el que se encuentra el castillo parece ser que estuvo fortificado y poblado desde antiguo. Peñíscola fue tomada por las tropas árabes Tarik en 718. Tras el intento de 1225 de conquistar la ciudad, fue conquistada en 1234 sin ofrecer resistencia por Jaime I. Desde 1297 hasta 1307 perteneció a los Templarios quienes llevaron a cabo reformas y ampliaciones, pasando de nuevo a la Corona hasta 1316 cuando paso a la Orden de Montesa, quienes la cedieron, en 1411, a Benedicto XIII (el Papa Luna). Quien tras su muerte lo donó a la Santa Sede, para más tarde pasar a Alfonso V, a la Orden de Montesa nuevamente y a Fernando el Católico en 1448.
Durante la dominación templaria (1297-1307) se levantó el castillo sobre los restos de la alcazaba mora. Aunque las reformas llevadas a cabo por el Papa Luna son también importantes, ya que instaló allí su residencia.
Se trata de un castillo cuyos cimientos están excavados en la roca, levantándose 35 metros sobre el nivel del mar. La fábrica de los muros es de sillería con rellenos de piedra a "cal y canto"; las dependencias cubren con bóvedas de cañón seguido. Las puertas son con arco de medio punto con dovelaje de gran tamaño, las ventanas son estrechas, y algunas de ellas tienen mainel. Los pavimentos son de enmorrillado de cantos rodados sujetados por losas de piedra.
El castillo se distribuye en dos niveles; tras atravesar la puerta principal, protegida con dos torreones cuadrangulares, se pasa a un vestíbulo abovedado con varias dependencias entre las que destacan el aljibe y las caballerizas. Una escalera de piedra conduce hasta la plaza de armas desde la que se accede a la iglesia del castillo y a las demás dependencias señoriales entre las que destaca el Palacio del Papa Luna, situado en la torre del homenaje. En el lado opuesto se encuentra un gran salón, el llamado Salón del Comendador, con el escudo de los Cardona sobre la puerta, iluminado por tres ventanales. En el lado opuesto otra gran sala con pequeñas aspilleras, también rectangular y comunicada con las mazmorras.
Cabe señalar que en las dependencias papales estuvo una de las mejores bibliotecas del mundo.
Un edificio a destacar es la Basílica de lo Templarios. Es un edificio de estilo románico del siglo XIII. De planta rectangular con 20 metros de ancho por 9 metros de largo, cubierta con bóveda de cañón seguido ligeramente apuntado, y el suelo empedrado. El presbiterio forma un ábside semicircular cubierto con una media cúpula de cascarón sobre un arco toral, con una pequeña ventana en el centro que ilumina el espacio. El acceso se encuentra en el lado de la epístola, es de medio punto con grandes dovelas.
En tiempos de Benedicto XIII se creó el reducido embarcadero que se cerraba por un arco rebajado que se extiende desde la antigua muralla hasta la nueva torre circular. También se realizó la Puerta de San Pedro o Portal del Papa Luna, que dotó de otra puerta a la ciudad ya que hasta ese momento solo contaba con un acceso.
Sobre la puerta de entrada al recinto se encuentran esculpidos los escudos con la cruz de los Templarios, el cardo perteneciente a Arnaldo de Cardona a quien el rey Jaime I entregó el castillo, y uno barrado como emblema del comendador de Peñíscola.
Con las obras realizadas por los Templarios y el Papa Luna, el castillo quedó en su forma actual, ya que tanto las modificaciones durante la construcción de las murallas de Felipe II, como los desperfectos sufridos por los bombardeos de las guerras no han alterado la configuración primitiva.

Fotos

Foto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.