Tornar

Recinto Amurallado de Villareal

Codi
12.06.135-003
Denominació
Recinto Amurallado de Villareal
Altra denominació
Murallas
Municipi
VILA-REAL
Comarca
LA PLANA BAIXA
Província
Castelló
Localització
En en centro de la población
Ús primitiu
Defensivo
Tipologia
Edificis - Edificis militars - Muralles
Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble
Secció
Primera
Clasificació
Bienes inmuebles 1ª
Categoria
Monument
Estat
Declaració genèrica
Anotació Ministeri
R-I-51-0011253
Fecha anotación
20/12/04
Tipus de delimitació
Genérico

El rey Don Jaime I el Conquistador ordenó la construcción de Vila-real el 20 de febrero de 1274, otorgando Carta Puebla a sus primeros pobladores los cuales provenían de Morella y de Lérida. La nueva población ocuparía terrenos de Burriana.
Poco después el mismo rey mandó edificar un hospital fuera de la villa para auxilio de los viajeros, el cual se conserva todavía en parte.
Esta fue una nueva plaza fortificada levantada con el fin de potenciar la seguridad de Valencia frente a los moros de la Sierra de Espadán y los de los valles de Uixó y Segó.
La villa levantada junto a una acequia, llamada la acequiola, proveniente del río Mijares, se encuentra en la comarca de la Plana Baja, en medio de una gran llanura limitada al norte por el curso del río Millares y los términos de Onda y Almazora, al este con el de Burriana y al sur con el de Alquerías y al oeste con Nules, Betxí y Onda, a pocos kilómetros del litoral.
El recinto amurallado se encuentra hoy rodeado por el ensanche de la población. La acequiola, que ha desaparecido en la actualidad, seguía el trazado de las actuales avenidas de Francisco Tárrega, Murá y Pío XII.
El recinto amurallado fue levantado para fortificar una ciudad de nueva planta cristiana que fue planificada siguiendo el modelo de traza ortogonal iniciado en Jaca (1076) en función de unos fueros (parcelas iguales para hombres iguales), que se transmite por el Camino de Santiago y por el resto de la corona de Aragón en su avance colonizador; influyendo tanto en la bastida, por el norte, como en las Ordinaciones de las pueblas mallorquinas de Jaime II o en las Teorías de Eximeniç por el sur, a partir de los siglos XIII y XIV, dando lugar, en estos últimos casos a estructuras cuadriculares en torno a plazas centrales.
La difusión por el sur fue más rápida como entre otras Huesca (1100), Uncastillo (1169), barrio de San Pablo de Zaragoza (1210), Mosqueruela (1262) y doce años más tarde Villarreal.
El modelo regular urbano aparecerá también en la Corona de Castilla y será objeto de atención por parte de Alfonso X el Sabio, pero es con los reyes de la Corona de Aragón y más concretamente con Jaime II y sus Ordinaciones de 1300, cuando se promulga una verdadera ordenación, no sólo ortogonal, como las primeras ciudades de los fueros aragoneses, sino cuadricular de la ciudad y del territorio, como ya se planifican en la segunda mitad del siglo XIII las turolenses y las castellonenses. La plaza porticada central se encuentra declarada como Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento desde el 7 de diciembre de 1973.
Las murallas fueron construidas con mampostería de piedra de la comarca unida por argamasa y en el tramo conservado de la Casa de l´Oli está levantado en sillería.
En cada extremo del recinto se levantaba una torre conservándose en la actualidad únicamente la llamada torre Mocha. En 1424 se derrumbó la torre Mocha original y fue sustituida por la actual que a su vez ha tenido innumerables reformas. La torre es de planta octogonal.
Poseyó cuatro puertas, la de Valencia al oeste, la de Onda al norte, la de Castellón al este, y la puerta de Burriana al sur. También dispuso de foso perimetral que fue cegado en el siglo XVI, habiéndose descubierto un tramo recientemente en la calle San Pedro.
Solo se conservan visibles la Torre Mocha junto a dos tramos de la muralla restaurados, y un otro tramo junto a la Casa de l´Oli, restaurada en el año 1986 por el arquitecto Joaquín Lizandra. El tramo correspondiente a la iglesia fue demolido cuando en el siglo XVIII se levantó la nueva iglesia arciprestal de San Jaime. El resto del recinto ha desaparecido, salvo el que pueda conservarse confundido con el antiguo caserío conservado. (C. Pérez-Olagüe)

Fotos

Foto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.