Tornar

Castillo

Codi
12.05.031-004
Denominació
Castillo
Municipi
BORRIOL
Comarca
LA PLANA ALTA
Província
Castelló
Localització
Sobre un cerro al norte del casco urbano
Ús primitiu
Defensivo
Estil
Arquitectura Islámica - Arquitectura Medieval
Tipologia
Edificis - Edificis militars - Castells
Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble
Secció
Primera
Clasificació
Bienes inmuebles 1ª
Categoria
Monument
Estat
Declaració genèrica
Anotació Ministeri
R-I-51-0010974
Fecha anotación
28/01/03
Tipus de delimitació
Genérico

El lugar fue ocupado desde la época ibérica, como lo atestiguan los restos de la cerámica ibérica encontrados. La presencia romana es más que probable por su inmediatez con la Vía Augusta, su desviación hacia la costa y la villa romana de El Palmar, aunque hasta el momento, no se han encontrado restos de esta época. El castillo posiblemente se trataría meramente de una torre vigía enlazada visualmente con otras torre de la Plana, teniendo como misión la seguridad de la vía. Después fue ocupado por los árabes.
El reino de Aragón domina estas tierras, entre los años 1093 y 1103, y juntamente con ellos pero más al Sur, el Cid Campeador. La línea divisoria entre ellos fue el río Millares. Con la presencia almóravide y la muerte del Cid en 1099 las posesiones de Pedro I se ven seriamente amenazadas. El año siguiente se unifica la defensa de los contornos del castillo de Montornés en la persona del teniente Muno Muñoz al señorear los castillos de Castiglione- Fadrell o de la Magdalena- al sur de Montornés, Azafuz- Zufera- al Norte y Montroig -Mollet- al Oeste, formándose con ello un autentico cinturón defensivo para Montornés. Para Forcada Martí es innegable que en este momento crítico Muñoz prestara atención a un punto tan notable como es el castillo de Borriol tanto vigía como defensivo, máxime cuando este punto tiene perfecto enlace visual con Montornés. La presencia aragonesa en este momento es evidente e incluso pudiera decirse que la primera obra con carácter defensivo establecida en el mismo pudiera ser cristiana.
Posteriormente fue uno de los castillos ocupados por Jaime I en 1233, dejando la plaza en manos de sus capitanes D. Blasco de Alagón y D. Ximeno d'Urrea; y dado en 1252 al célebre caudillo aragonés Ximén Pérez de Arenós, Capitán General de Valencia, creándose la baronía de Borriol. De Ximén Pérez de Arenós pasó este señorío a su hijo Ruiz o Rodrigo Ximén de Arenós y de este a su hijo Pedro. A Pedro le sucede Juan Ximén de Arenós que al morir sin descendencia, el Señorío pasa a la Corona.
Con Berenguer Boíl se origina la baronía de Borriol, sucediéndole en el feudo Juan Boíl y a la muerte de éste, su hijo Berenguer de Boixadors. Fallecido Berenguer, el castillo y villa de Borriol revierten de nuevo a la Corona. El rey D. Pedro IV de Aragón crea en 1368 el Condado de la Plana, en el que estuvo incluido Borriol, para su hijo D. Martín. Este condado no llegó a establecerse.
En 1379, el rey Pedro IV da licencia a Jofre Thous para la construcción de las murallas de la villa, junto con la de Sollana y Oropesa.
Hasta 1515 la baronía es regida por los Thous, y a partir de 1515 aparece ostentando el Señorío la familia Casalduch que con D. Nicolás y sus descendientes regentan la baronía hasta el año 1608. A partir de esta fecha figuran como señores de Borriol los Boíl de Arenós: Antonio, Pedro, Francisco y María. Con Dª María Boíl y de Ixar termina en 1778 el señorío titulado de la villa.
Esta emplazado a gran altura en la roca calcárea con vegetación de bosque bajo que domina el pueblo, destacando por su color rojizo. Se encuentra protegido por el norte por un semicírculo que forman las montañas de la sierra.
Tiene gran valor estratégico por el control que ejerce sobre su entorno desde su elevada posición. La vía romana Augusta pasa a los pies del castillo y del nudo vial de Sant Vicent parte una desviación romana hacia la costa.
El castillo de Borriol es de origen musulmán, aunque fue profundamente reformado conservando pocos restos islámicos englobados en la construcción posterior cristiana.
Mantiene el recinto bastante completo y parece que no tuvo torres salvo a nivel superior.
La fortaleza tuvo tres niveles: el superior, el más deteriorado, donde estaba el principal y original conjunto defensivo, mantiene torres y restos de muros con toda la roca en que se asienta, con una cortina que se ondula a veces para adaptarse a la forma del cerro.
El intermedio, el mejor conservado y más visible, cuya puerta muestra transformaciones producto de cambios hechos en su interior, cuando se adaptó el castillo para una guarnición pues fue utilizado en las guerras civiles del siglo XIX.
El inferior, formado por una muralla que cubre el camino de acceso a la fortaleza, constituye una defensa avanzada que se conserva en parte y que parece que no tuvo torres. (C.Pérez-Olagüe)

Fotos

Foto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.