Tornar

Castillo de Montornés

Codi
12.05.028-003
Denominació
Castillo de Montornés
Altra denominació
Fortaleza de Montornés
Municipi
BENICÀSSIM
Comarca
LA PLANA ALTA
Província
Castelló
Localització
Sierra del Desierto de las Palmas
Ús primitiu
Defensivo
Estil
Arquitectura Medieval
Tipologia
Edificis - Edificis militars - Castells
Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble
Secció
Primera
Clasificació
Bienes inmuebles 1ª
Categoria
Monument
Estat
Declaració genèrica
Anotació Ministeri
R-I-51-0010929
Fecha anotación
12/11/02
Tipus de delimitació
Delimitado - Delimitación Definitiva - Planeamiento Urbanístico Aprobado Veure delimitació al mapa

Planes

Nom Informe Fecha informe Fecha publicación BOP
Catálogo del Patrimonio Arquitectónico Favorable06/09/0605/12/06

El lugar se encuentra poblado desde la edad de Bronce, y posteriormente en la época de las ocupaciones romana y musulmana.
Perteneció a los dominios aragoneses desde Pedro I el Grande a finales del siglo XI. En el año 1094, Pedro, entonces hijo del Rey, iba a su castillo de Montornés, para firmar paz y amistad con El Cid, en la villa de Burriana, y en 1097, que se había rebelado la guarnición mora de Montornés y los dos juntos la sometieron. Estos hechos son relatados por la Historia Roderici, habiendo sido concretados por Menéndez Pidal, gracias a curiosos documentos dispersos en los archivos de Roda, Osca, Montearagón y San Juan de la Peña.
Con la presencia almorávide y la muerte del Cid en 1099 las posesiones de Pedro I se ven seriamente amenazadas. El año siguiente se unifica la defensa de los contornos del castillo de Montornés en la persona del teniente Muno Muñoz al señorear los castillos de Castiglione- Fadrell o de la Magdalena- al sur de Montornés, Azafuz ¿Zufera- al Norte y Montroig ¿Mollet- al Oeste, formándose con ello un auténtico cinturón defensivo para Montornés.
Fue conquistado por los almorávides en 1103. Pasó definitivamente a dominios cristianos en 1234.
Fue donado a Pedro Sanz de Martell, notario Real de Jaime I, en 1242. Perteneció después sucesivamente, a Don Pedro Ximénez de Arenós, al monasterio de Poblet, a los Barberá, Tomás, Centelles y Pogues. La familia Casalduch lo compró en 1516.
El 8 de diciembre de 1589 Doña Violante de Casalduch otorgó carta de población en el Señorío de Montornés y Benicasim a 10 pobladores. Poco después, el 9 de septiembre de 1603, da a poblar los lugares de Montornés y Benicasim a 40 pobladores, en su mayor parte agricultores de la zona.
El castillo fue abandonado por sus moradores, que se trasladaron a zonas más bajas y próximas a los cultivos en tiempo de paz.
Se encuentra en la sierra del Desierto de Las Palmas sobre una escarpada colina a 444 m sobre el nivel del mar y a 4 kilómetros de la población de Benicasim. Tuvo una gran importancia estratégica por dominar el espacio marítimo comprendido entre las desembocaduras del Coves y del Millars. Forma un triángulo con la torre San Vicente y con la casoleta de Salandó, que probablemente tuvieron la función de reforzamiento de la defensa del castillo.
Se trata de una fortaleza de origen árabe, de gran porte, de la que solo quedan a la vista más que algunos lienzos de muralla, dos aljibes y dos torres de vigía.
El castillo, según la clasificación de Sáenz Ridruejo publicada por la Asociación Española de Amigos de los Castillos, por su ubicación, pertenece a los denominados castillos montanos, situados sobre montaña con accesos entre 30º y 60º.
Por su planta, pertenece al tipo de planta irregular dispersa, con eje longitudinal central.
Una torre es la estructura adelantada del conjunto, cilíndrica y con dos huecos altos en lados opuestos, está construida con sillarejo en piedra caliza. Se conserva en casi su totalidad, salvo la cubierta, que ha desaparecido.
El castillo responde al esquema tradicional, con tres recintos consecutivos, limitados por las murallas. Del recinto exterior solo se conservan unos lienzos en los lados oriental y meridional del recinto, con algún arranque de torre y almenas en los muros de levante. Hacia el sur se ensancha el recinto, conteniendo un aljibe.
El segundo recinto se encuentra en su totalidad derruido, restando únicamente los cimientos de una muralla, en la misma piedra caliza gris del recinto externo.
Finalmente, el recinto interior, situado en la cota más alta, conserva unos lienzos dispuestos en ángulo recto correspondientes a los lados norte, levante y sur, de piedra gris caliza mezclada con rodeno, lo que hace suponer un conjunto cuadrado con función de patio de armas. Conserva el arranque de una torreta de planta circular en el ángulo sudoeste y alguna aspillera en buen estado.
En el recinto interior se encuentra otro aljibe, construido con mampostería de rodeno y una entrada de agua.
En un montículo próximo existe una segunda torre vigía de planta cuadrada, y que servía de apoyo para controlar el acceso por la zona del Desierto de Las Palmas. (C.Pérez-Olagüe)

Fotos

Foto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.