Tornar

Ciudad Amurallada Ibero Romana Moleta Dels Frares

Codi
12.01.061-006
Denominació
Ciudad Amurallada Ibero Romana Moleta Dels Frares
Municipi
FORCALL
Comarca
ELS PORTS
Província
Castelló
Localització
Moleta dels Frares
Direcció
Polígono 9, Parcela 10, 11, 12, 13
Època
Bronce, Ibérico, Romano
Ús primitiu
Urbanístico
Ús actual
Urbanístico
Tipologia
Edificis - Edificis militars - Ciutats emmurallades
Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble
Secció
Primera
Clasificació
Bienes inmuebles 1ª
Categoria
Monument
Estat
Declaració genèrica
Anotació Ministeri
R-I-51-0010180
Fecha anotación
21/01/98
Tipus de delimitació
Delimitado - Delimitación Definitiva - Planeamiento Urbanístico Aprobado

Planes

Nom Informe Fecha informe Fecha publicación BOP
Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos Favorable16/11/1213/06/13

La ciudad de Lesera, situada en la Moleta dels Frares, es la unica ciudad romana conocida en territorio de Castelló. El geógrafo Ptolomeo hacia la mitad del siglo I d.C. ya la menciona. Problablemente Lesera fue privilegiada bajo el estatus jurídico de municipio en la segunda mitad del mandato de Augusto, entre el 10 y el 14 d.C. El final de la vida urbana en la Moleta puede situarse hacia finales del siglo.
Situada a 985 metros de altitud aprox. El acceso al yacimiento se realiza por el lado este, remontando el Barranco de la Menadella. La entrada al yacimiento se efectúa a través de una puerta que se abre entre dos tramos de muralla. Esta se conserva en diversos sectores del lado oriental del yacimiento, con una longitud aprox de 70 metros. La puerta de acceso se sitúa en una calle en pendiente, que accede a una terraza donde se conservan diversas estructuras. La parte superior de la Moleta resulta accesible unicamente por el extremo norte. Su superficie conserva abundantes restos de construcciones y espacios trabajados en roca en sus extremos aunque, en general, la erosión y el expolo los ha castigado duramente. En esta parte superior hay restos que podrían ser una cisterna.

Enric Pla i Serra Ràfols continúan con los trabajos de investigación, aportando nuevos datos sobre aspectos constructivos y de distribución espacial, así como sobre la evolución de la ciudad.

La construcción se inicia con el aprovechamiento del terreno natural, rebajando y regularizando la roca. Los muros perimetrales que arrancan del éngulo sur utilizan la propia roca como zócalo y parece ser que podían haber sido todos de piedra, empleando la técnica de la mampostería ordinaria careada. Despues se procedería al relleno del área de la casa con una capa de arcilla, que servía como nivel de acondicionamiento. Este paquete sedimentario se documentó en el corredor de entrada y en los recindo 1 y 2. Sobre él se elevan los muros de carga de la fase posterior, en la que procedió a la ampliación del recinto 2 y a la construcción de los muros que delimietan los recintos 1 y 3. La ampliación modificí considerablemente el espacio interno de la casa, construyendo los muros que delimitan la entrada al recinto 2 desde el corredor donde se situaría la entrada principal a la casa. Este gran recinto tendría el pavimento del suelo vareo, con zócalo de piedra, sobre el que se levanta la pared, bien enlucida y decorada con listones de moldura de tiza y pintura mural. La construcción de los recintos 1 y 3 se realiza directamente sobre el nivel de arcillas y sus muros están realizados con un zócalo de piedras dispuestas por hileras horizontales, con una hilera centrar que forma la clave de la tapia. Estos dos recintos corresponden a áreas domésticas: en el recinto 1 aparece un banco corrido ya documentado por Enric Pla, y en el recinto 3 se documentan dos pavimentos que mostrarían al menos dos momentos de empleo dentro de esta segunda fase. Relacionada con el primer pavimento aparece una estructura de combustión. La aparición de TSC A en este recinto fijaría el momento de abandono de la casa hacia la primera mitad del siglo II d. C.

Desde el año 2001, bajo la dirección del profesor Ferran Arasa, se está trabajando en el yacimiento, continuando así las campañas de excavaciones iniciadas en lo que se considera el yacimiento mas importante situado entre Tortosa y Sagunto. En el año 2008 los esfuerzos se han centrado en hallar el foro de la ciudad. Hasta 2004 se excavó una casa romana (Domus del Triclinium) que se puede datar entre los siglos I y III. En 2005 se realizaron una serie de sondeos donde posiblemente pudiese hallarse el foro. Un muro de hormigón, de dos metros de altura por uno de grosor y 74 de longitud hace suponer a los especialistas que sobre él se halla el foro. Inicialmente se planteó un sondeo de 2 x 5 metros. En la campaña de 2008 se excava en la parte norte de lo que, se supone, podría ser el foro. También se busca el templo. Debió ser “una ciudad modesta, porque no tenía grandes edificios dedicados a los espectáculos”, según apunta Ferran Arasa.

Las excavaciones han detectado cómo la ciudad ha sido objeto de grandes expolios históricos. Los arqueólogos buscan los cimientos de las edificaciones, ya que Lesera fue ocupada durante dos milenios. En la misma parecen restos de época del bronce, de época del hierro y de época ibérica.

Fotos

Foto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.