Volver

Iglesia Parroquial de la Asunción de María

Código
12.02.042-007
Denominación
Iglesia Parroquial de la Asunción de María
Municipio
CATÍ
Comarca
L'ALT MAESTRAT
Provincia
CASTELLÓN
Localización
Plaza de la Iglesia, 1
Ubicación
Dentro CHA
Tipología
Edificios - Edificios religiosos - Iglesias
Sección
Segunda
Clasificación
Bienes inmuebles 2ª
Categoría
Monumento de interés local
Estado
BRL (Inscrito D)
Modalidad
Declaración Conjunto Histórico de Catí

Aunque de características tipológicas del siglo XIII en el cuerpo central de su fábrica, documentalmente no se conoce ninguna noticia relativa a la misma de este siglo. En 1315, en una visita pastoral, consta que la iglesia estaba abierta al culto y que disponía de libros y ornamentos necesarios. A lo largo del siglo XIV, distintos documentos dan conocimiento de las obras que se realizaban en distintas capillas del templo: el 8 de noviembre de 1377 se fabricaba la de San Miguel y de San Pedro Apóstol; la mandó construir Pere Montserrat, mercader de lanas y tejidos y la realizó Bertomeu Durán, cantero de Tortosa; el 25 de abril de 1389 se construyó la de San Martín, primera de la epístola, realizada por el cantero de Catí, Jaume Sans; el 11 de mayo de 1405 los jurados Guillen Albert y Esteve Martí concertaron con el cantero Berenguer Roca y Jaume Sans la obra de la sacristía (primitiva) y del coro; en 1447 se construía la capilla de los Santos Juanes, costeada por la familia Sant Joan; en 1448, el 17 de febrero, se empezó la fábrica de la primera capilla de la Pasión por parte de Pedro Crespo, cantero de Santander avecindado en Catí; esta capilla la cedieron sus propietarios al mercader Joan Spigol; en 1451 se construía la segunda capilla de la Pasión por parte de los maestros Pedro Crespo y Antonio Arbó, en 1501, el 10 de octubre se fundó un legado para construir la capilla de las almas, construyéndose en 1503 y 1504 por el cantero Joan Bellmunt. En 1615, el maestro Pedro del Sol edificaba el nuevo campanario de la iglesia. Entre 1616 y 1628 se construyó el coro nuevo en sustitución del viejo. Y hacia 1678 se había construido la sacristía nueva y el archivo del templo. El 20 de marzo de 1742 se iniciaron los cimientos de la nueva capilla de la Comunión. El 3 de mayo del mismo año se puso la primera piedra y las obras terminaron en 1744, siendo los encargados de su ejecución los cinco hermanos Blasco, de Catí, en este último año el pintor de Sant Mateu, Pascual Mespletera, realizó la decoración pictórica de la capilla. En su estructura originaria, la iglesia de Catí pertenece a un grupo de iglesias de nave única dividida en tramos definidos por los arcos apuntados y pilastras que los soportan; su cubierta primitiva, conservada en parte sobre la bóveda del siglo XVIII, es de madera, a dos aguas. Este tipo de estructura, más o menos enriquecida, es común en la arquitectura gótica valenciana de la segunda mitad del siglo XIII y posee un buen número de ejemplos en la comarca de Morella y en el Maestrat. A la estructura primitiva se le añadieron, a lo largo de los siglos XIV-XV capillas laterales, que, pese a su diversidad sobre todo ornamental, no restaron el sentido de espacio único que posee el templo originario. Cuando en el siglo XVIII se construyó la capilla de la Comunión, ésta se añadió por el lado de la Epístola al primer cuerpo, sin suponer ninguna ruptura del interior del siglo XIII. Tres puertas situadas a los pies y en los lados de la epístola y del evangelio comunican el interior del templo; la de los pies, primitivamente, en relación directa con la casa del cura; la del lado del evangelio, la más rica en decoración, que se abre a la calle Mayor, es de arco de medio punto con montantes y dovelas de cantería, la del lado de la epístola que comunica con la plaza, también de cantería, con arco de medio punto y dovelas muy alargadas. La capilla de la Comunión tiene puerta propia que da a la plaza de la iglesia; la puerta es de falso dintel. Exteriormente presenta muros de mampostería y sillería angular en las partes más relevantes, y está cubierta a dos aguas. Adosada a los pies, al lado del evangelio se encuentra la torre cuadrada, que, en el segundo cuerpo es de sillería, con dos vanos en cada uno de los costados, para alojar las campanas. En el interior conserva importantes muestras de arte pictórico ¿retablo de Jacomart, pinturas murales de la capilla de la Comunión-, de orfebrería y de relieves escultóricos¿ procedentes del Coro. (C.Pérez-Olagüe. Basada en la descripción de Dalmases y Pitarch del Catálogo de Monumentos y Conjuntos de la Comunidad Valenciana).

La geolocalización de los elementos está en proceso de revisión.