Tornar

Palacio del Cid

Codi
46.17.213-020
Denominació
Palacio del Cid
Municipi
REQUENA
Comarca
LA PLANA DE UTIEL-REQUENA
Província
València
Localització
C/ Somera, 15
Època
S.XV
Ús primitiu
Residencial
Ús actual
Museístico
Tipologia
Edificis - Edificis residencials - Cases - Palaus
Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble
Secció
Segunda
Clasificació
Bienes inmuebles 2ª
Categoria
Monument d'interés local
Estat
BRL

Si esta leyenda es historia habríamos de suponer que en el solar de una casa del siglo XI, habitada por el héroe castellano, cuatro siglos después, una familia hidalga de apellido Pedrón, que se estableció en Requena a principios del siglo XV construyó este llamado Palacio.

Fachada principal de sillería con puerta de medio punto y ventanas de arco conopial, saledizo con canes en el remate de las vigas, y escudo nobiliario de la familia Pedrón tallado en piedra.
Fachada trasera de mampostería, en ella destaca otra puerta de medio punto y una solana con barrotes torneados de madera.

En el siglo XVIII el palacio ya era propiedad de los Condes de Torrellano, quienes pese a no residir en Requena si que conservaron sus propiedades. Hasta la década de 1960 estuvo habitado por varias familias en régimen de alquiler. Una gran sala se destinó a granero, y se utilizaron sus trullos y su bodega para elaborar vino. A partir de enonces queda cerrado, iniciandose su deterioro y algun derrumbe.

En 1991 fue comprado a Doña Leticia de Borbón, condesa de Torrellano, por la Consellería de Hacienda, con la finalidad de ubicar en él el Museo del Vino. La restauración finaliza en 2006 y en 2009 se cede al Ayuntamiento de Requena para la instalación del Museo del Vino.

Se ha conservado el zaguán con artesonado, la escalera de acceso a la primera planta con barandillas y balconcillo de barrotes torneados y el profundo pozo.
A la parte izquierda del zaguán, según se entra, están los trullos de pisar la uva y a la otra parte la trulleta o pila para sangrar los citados depóstitos. La bodega posee 9 tinajas grandes de la misma tipología y medida, a las que se hace alusión en una escritura del siglo XVI.
En la parte opuesta a los trullos se conserva la cuadra y los restos de las gorrineras con sus comederos tallados en la roca. En otro espacio contiguo encontramos un antiguo Jaraiz con su suelo inclinado de ladrillos.
En los espacios superiores se han conservado forjados de artesonado, donde los había, o los que se habían sustituido por bovedíllas.
En la techumbre se han conservado las vigas principales y se ha cambiado el entablillado a causa de su deterioro.

Fotos

Foto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.