Tornar

Murallas de Albaida

Codi
46.24.006-011
Denominació
Murallas de Albaida
Municipi
ALBAIDA
Comarca
LA VALL D'ALBAIDA
Província
València
Localització
En el centro de la población
Tipologia
Edificis - Edificis militars - Muralles
Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble
Secció
Primera
Clasificació
Bienes inmuebles 1ª
Categoria
Monument
Estat
Declaració genèrica
Anotació Ministeri
27990
Fecha anotación
15/03/11
Tipus de delimitació
Delimitado - Delimitación Definitiva - Planeamiento Urbanístico Aprobado Veure delimitació al mapa

Planes

Nom Informe Fecha informe Fecha publicación BOP
Plan General de Ordenación Urbana Condicionado25/07/0505/09/06

Albaida se encuentra situada en la línea divisoria de las provincias de Valencia y Alicante, entre el río Clariano y la Sierra de Agullent.
Fue reconquistada por el rey D. Jaime I quien la pobló de cristianos en el año 1248. Se distribuyeron las tierras entre 90 colonos. Pedro I la donó en feudo junto con el castillo y las alquerías a Camada Lanza en 1279, a quien, más tarde le fueron confiscados.
Jaime II la concedió al almirante Berenguer de Vilaragut cuyos herederos le sucedieron hasta 1406. En 1471 perteneció al cardenal Luis de Milán. En 1477 casó D. Jaime de Milán con Doña Leonor de Aragón, hija de Alonso de Aragón, hermano natural del Rey D. Fernando el Católico, y en razón de dicho matrimonio adquirió la villa por donación de su padre, según el historiador Escolano. El rey D. Juan II por el mes de mayo del citado año, en las capitulaciones matrimoniales, le concedió el título de Conde de Albaida.
En 1520 Albaida se sumó a las Germanías. El Rey D. Felipe III, en 1604, lo elevó a Marquesado. Componían dicho Marquesado no solo la villa de Albaida sino también los pueblos de Adzaneta, Alforj, Benisoda y Bufalit. Años más tarde, a causa de los excesivos impuestos cobrados por el marqués, se produjo un levantamiento de labradores, duramente reprimido por el virrey.
Durante la guerra de la Independencia, el convento de Santa Ana fue uno de los focos donde se organizaron partidas de hombres armados para hacer frente al invasor, bajo el mando de la junta de Valencia. Desde 1906 es considerada ciudad.
Poco antes de la reconquista cristiana el gobierno almohade de Albaida dispuso la construcción de una fortificación más poderosa y accesible que el Castell Vell situado en la sierra de Agullent a 563 m de altitud sobre el nivel del mar. De está manera se conformó lo que actualmente es el tossal de La Vila situado a 323 m de altitud.
Jaime I dio a colonizar el pequeño recinto amurallado de menos de una hectárea, llamado en documentos posteriores, Lo clos de la Vila, donde fijaron su residencia, así como extramuros en la zona baja dende se formó inmediatamente un raval. Tanto la Vila como el raval estaban protegidos por el profundo valle del río Albaida al Este y por el barranco del Bouet al Oeste.
En el recinto amurallado sólo se abría un portal citado en el Repartimiento de 1248, situado en el ángulo nordeste llamado Portal Mayor o de San Cristóbal. En el siglo XIV fue abierto el portalito de Onteniente dentro de la torre islámica que se situaba en el ángulo sudoeste, opuesta al desaparecido Portal Mayor.
En el transcurso de los siglos XIV y XV el Consell de la ciudad procedió a reforzar el sistema defensivo mediante la construcción de un mirador o barbacana. Se trata de una muralla más baja y añadida a la muralla principal. Todavía se conserva parcialmente este refuerzo murario con su cantonada de sillares de piedra calcárea y muros de piedra.
El lienzo de muralla recayente a la plaza Mayor fue apoyo para el palacio construido a finales del siglo XV para residencia nobiliaria el cual se centraba alrededor de la torre de poniente, junto al acceso principal del recinto amurallado. La obra de construcción de esta primera fase se pueden datar entre 1471 y 1477. La fachada recayente a la plaza Mayor no fue en origen la fachada principal, sino simplemente la fachada lateral meridional, ya que la principal quedaría en el interior del patio de armas.
Posteriormente a finales del siglo XVI y principios del XVII, por motivos de espacio se derriba la iglesia vieja, y se levanta la nueva. Para ello se derruye parte del palacio y algunas casas, desapareciendo el patio de armas. Se forma así el huerto del palacio y se amplía el mismo longitudinalmente para sustituir la parte demolida.
En este momento comienza la degradación de estos elementos defensivos muchos de los cuales padecieron los efectos de los terremotos de 1644 y de 1748. En el siglo XVIII una hilada de casas en el llamado carrer de Fora-fora se levantó junto al muro orientado a poniente y recayente al barranco del Bouet. Los propietarios horadaron el muro para ganar espacio extramuros e integrar las casas en el recinto amurallado.
El actual Portal Mayor de la Vila recayente a la plaza Mayor, antiguamente plaza del Pedró, fue construido a finales del siglo XV y consta de un arco de piedra calcárea de la pedrera de Albaida, de medio punto en la parte de fuera y uno escarzano en la parte de dentro. Se cerraba con una puerta de hierro que no se conserva.
En el Raval Jussa o de Baix que aparece ya documentado en el siglo XIII se conserva la Puerta de Valencia situada en la llegada del camino Real de Valencia y por el que se accedía al carrer d'Avall eje principal del núcleo medieval de Albaida, situado al Norte del núcleo urbano. Después de los desaparecidos portales de la Trinidad y de la Barrera fue el acceso más significativo de los emplazamientos extramuros de la ciudad.
Se trata de una puerta parecida al Portal Mayor, arco de medio punto al exterior más otro escarzano reforzándolo en el interior que no se conserva. Las dovelas son de piedra calcárea de la misma pedrera de Albaida y están labradas más toscamente que las del Arco del Portal Mayor. Parece que en la clave del arco hubo un escudo heráldico.
Se conservan en pie cuatro torres de la primitiva muralla del siglo XIII hecha de muro de tapia de módulo 85 cm de altura por 65 de anchura. Tres de las torres pertenecen al palacio de los Milá de Aragón y la cuarta es la torre vigía (5,20 x 5,85 m) en la esquina sudoeste donde se encontraba el portal de Onteniente. De una quinta torre situada a poniente solo se conserva la base de unos 10m de anchura. Se aprecia así mismo la base de otra torre tardomedieval hecha de piedra calcárea en la cimentación de la casa del pintor Segrelles en el ángulo noroeste. También se conservan dos de los tres portales y parte de la barbacana que resguardaba el desaparecido Portal Mayor o de San Cristóbal y el mirador de vigía con su torre redonda.
En el periodo de 1996 al 2000 se ha rehecho el lienzo de muralla orientado a tramontana donde se apoyaban las casas recayentes a la calle Fraga en el Raval Jussa fundado por Jaime I. (C.Pérez-Olagüe)

Fotos

Foto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.