Tornar

La Torre

Codi
46.09.242-007
Denominació
La Torre
Altra denominació
Torre Alta. Torre Somera. Torre Susana. La Casa Grande.
Municipi
TORREBAJA
Comarca
EL RINCÓN DE ADEMÚZ
Província
València
Localització
Plaza de la Aldea Torre Alta
Ús primitiu
Defensivo
Estil
Arquitectura Medieval
Tipologia
Edificis - Edificis militars - Torres defensives
Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble
Secció
Primera
Clasificació
Bienes inmuebles 1ª
Categoria
Monument
Estat
Declaració genèrica
Anotació Ministeri
R-I-51-0010978
Fecha anotación
28/01/03
Tipus de delimitació
Delimitado - Delimitación Definitiva - Planeamiento Urbanístico Aprobado Veure delimitació al mapa

Planes

Nom Informe Fecha informe Fecha publicación BOP
Plan General de Ordenación Urbana Favorable26/02/0419/11/04

El origen del núcleo urbano de Torrealta lo debió constituir una antigua alquería. Este nombre habla de la existencia de una torre alta, por oposición a otra baja, refiriéndose a su próxima Torrebaja, llamada también Torre Hondonera, hoy desaparecida.
Estos enclaves estuvieron probablemente ligados a donaciones reales a señores territoriales que intervinieron en la conquista del Rincón de Ademuz, Torrealta unida a los Garcés de Marcilla (XIII-XX), y Torrebaja a diversos señores, comenzando por Gil Gonzalo Roiç de Lihory, al que siguieron otros, siendo los últimos la familia Ruiz de Castellblanque (XVI-XIX).
De esta familia destacaron muchos de sus miembros. Don Miguel Garcés de Marcilla Plaensa acompañó al Rey Don Alonso V de Aragón en todas sus expediciones, y empresas para las conquistas de Nápoles, Sicilia y otras partes de Italia y África. A su regreso casó con Doña Violante Ram de Vintamilla y continuó al servicio del Rey Don Juan II, que recobró los Condados de Rosellón y Cerdeña. Fue premiado con la Alcaldía del Castillo de Castielfabib.
Su hijo Don Juan, Señor de Torrealta, por escritura de donación de 1509, edificó en el lugar de Torrealta una iglesia, que dedicó a la Virgen del Remedio.
Don Juan Garcés de Marcilla Espejo, fue duodécimo señor solariego de Torrealta y cuarto señor territorial de Castielfabib, además de alcaide perpetuo de la villa. Era el segundo hijo del matrimonio que hubo entre Jerónimo Garcés de Marcilla y Muñoz de Contreras con la noble señora de Castiel, Juana de Espejo e Iñigo, celebrado en 1599. Otro personaje fue don Julián Garcés de Marcilla y Espejo, hermano de Juan, que era el rector de la parroquia de Aras de Alpuente. Éste había abrazado la carrera eclesiástica aconsejado por su tío Francisco Garcés de Marcilla y Muñoz de Contreras, a la sazón padre Guardián del convento de San Guillermo de Castielfabib y antiguo militar que había abandonado la carrera de armas por la religiosa, donde hacía unos 80 años (1577) que se habían posesionado los franciscanos observantes de Valencia.
Don Francisco Garcés de Marcilla Puig de Orfila casó con Doña Rosalía Diez Girón de Rebolledo y Llorens, Señora de Andilla, y su hijo D. Pedro Alcántara Garcés de Marcilla Díez Girón de Rebolledo fue desde el 3 de abril de 1807 barón de Andilla.
La torre pertenece en la actualidad a dos familias descendientes de los trabajadores del barón de Andilla, a los cuales les fue donada junto con el palacio.
La torre se encuentra en el centro de la población destacando en su silueta. Junto a ella se encuentra la casa solariega de los Señores del lugar, los Garcés de Marcilla.
Se trata de una torre de planta cuadrada y cuatro plantas de altura. Es de gruesos muros de ladrillo y cubierta a cuatro aguas de teja árabe.
La torre posee pocos huecos, a excepción de los de su última planta; en su fachada recayente a la calle se abre un balcón abocinado y una ventana en la planta baja que parece abierta con posterioridad. La última planta dispone en todas sus caras ventanas rectangulares, correspondientes a la andana.
La entrada se efectúa desde la fachada lateral a la cual se accede desde un patio previo. A esta fachada lateral se abre otro balcón similar al anterior.
La cubierta a cuatro aguas, sigue una tradición de cubrición de torres de la que hay testimonios gráficos desde los siglos X y XI (miniaturas y marfiles otonianos e hispánicos).
La torre se encontraba coronada por un cadalso de tipo corrido a lo largo de sus cuatro fachadas, con vigas de madera en mechinales de las que se conserva una pequeña parte en muy mal estado de conservación. Son muy escasos los testimonios de torres con cadalso, pero los hay, desde época romana hasta Giotto, y otros reconstruidos en el siglo XVI y posteriormente, el caso más conocido es el de la torre de Tábara, del fragmento de Beato de la Biblioteca Nacional de Madrid en la que el cadalso se une al tejado en la misma pendiente.
Viollet le Duc en su Dictionnaire raisonné de L´architecture française du XI au XVI siècle (París, 1875), nos muestra unos ejemplos de cadalsos (hourd) ambientados en la guerra y construcción de los siglos XIII y XIV, preparados para disparar con ballestas. Pero a partir del uso de armas de fuego, el cadalso de madera se vuelve inútil puesto que la tabla es fácilmente perforada por las balas de los mosquetes y arcabuces de los siglos XV y XVI.
Otras torres con cadalso son la Torre de Obano, la Torre de Abizanda, la Torre albarrana de Loarre y la torre de Fantova, todas ellas en Aragón. En la Comunidad Valenciana es el único testimonio de este sistema defensivo, ya que la mayoría de las torres conservadas han perdido su coronamiento, impidiendo así el conocimiento completo de sus técnicas defensivas. (C.Pérez-Olagüe)

Fotos

Foto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.