Tornar

Iglesia Parroquial de San Antonio Abad (Salesianos)

Codi
46.15.250-012
Denominació
Iglesia Parroquial de San Antonio Abad (Salesianos)
Municipi
VALÈNCIA
Comarca
VALÈNCIA
Província
València
Localització
C/ Sagunto, 188
Ús primitiu
Religioso
Ús actual
Religioso
Data construcció
1492
Data transformacions
S.XVIII-XIX-XX
Estil
Gótico - Historicista - Neobarroco o estilo francés
Tipologia
Edificis - Edificis religiosos - Esglèsies
Secció
Segunda
Clasificació
Bienes inmuebles 2ª
Categoria
Monument d'interés local
Estat
BRL
Modalitat
Bien de Relevancia Local según la Disposición Adicional Quinta de la Ley 5/2007, de 9 de febrero, de la Generalitat, de modificación de la Ley 4/1998, de 11 de junio, del Patrimonio Cultural Valenciano (DOCV Núm. 5.449 / 13/02/2007)

El convento de los antonianos construyó entre 1476 y 1492 una iglesia gótica con nave única rectangular, cubierta a dos aguas sobre arcos apuntados y techumbre de par-hilera sobre el trasdós de los arcos y almizate mudéjar.
Entre 1756 y 1768 se reestructuró el edificio con un revestimiento neoclásico realizado por Fray Francisco de Santa Bárbara. En 1787 Pío VI suprime la orden, Carlos IV la expulsa de sus reinos y el edificio queda abandonado hasta 1805, año en que los Padres Dominicos de Onofre lo compran; en 1835 lo abandonan. Más tarde el convento y la iglesia entran en el proceso desamortizador. La iglesia, que pertenecía al arzobispado, perdió parte de su techumbre a causa de un derrumbe en 1863, dejando al descubierto la bóveda gótica. En 1899 se vende a la Congregación Salesiana que adapta el Convento para establecer una escuela de niños. Dedicado a almacén durante la Guerra Civil, fue restituido como colegio al regresar los padres salesianos, fecha en que fue constituida la iglesia como parroquia.
De la primitiva iglesia gótica restan cuatro arcos diafragmáticos enmascarados por el revestimiento neoclásico y visibles solamente a una altura de 4 metros. Estos arcos están absorbidos en la fábrica de la iglesia y dispuestos a lo largo de la nave central, resaltando el material constructivo a base de sillares de piedra. También se conservan los huecos transversales entre los arcos.
La cubierta primitiva, que aún persiste detrás de la bóveda neoclásica, es apiñonada a dos aguas, de madera enriquecida por un almizate sostenido por una combinación de leños de origen hispano-árabe que se denomina modillón-canecillo. La decoración de la cubierta de madera obedece al influjo mudéjar; se trata de una pintura al temple en los tableros intermedios utilizando la técnica de trepa que reproduce motivos heráldicos y flores con colores.
La parte hoy visible de la iglesia es una fábrica neoclásica obra del citado Fray Francisco de Santa Bárbara, para lo cual se utilizó la primitiva iglesia como nave central, construyendo una bóveda bajo el intradós de los arcos apuntados; la cúpula del crucero, el presbiterio y la torre fueron construidos de nueva planta, ampliando el primitivo recinto.
En conjunto forma una nave de cinco tramos con crucero y cabecera rectangular. La cúpula sobre pechinas presenta amplios lunetos. La Capilla de la Comunión es una estancia en forma de planta de cruz griega cuyo transepto de cubre mediante cúpula sobre pechinas.

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.