Tornar

Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Carmen

Codi
46.15.250-023
Denominació
Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Carmen
Municipi
VALÈNCIA
Comarca
VALÈNCIA
Província
València
Localització
C/ Alboraya, 33
Ús primitiu
Religioso
Ús actual
Religioso
Data construcció
1884 - 1891
Estil
Historicista - Arquitectura Clásica
Tipologia
Edificis - Edificis religiosos - Esglèsies
Secció
Segunda
Clasificació
Bienes inmuebles 2ª
Categoria
Monument d'interés local
Estat
BRL
Modalitat
Bien de Relevancia Local según la Disposición Adicional Quinta de la Ley 5/2007, de 9 de febrero, de la Generalitat, de modificación de la Ley 4/1998, de 11 de junio, del Patrimonio Cultural Valenciano (DOCV Núm. 5.449 / 13/02/2007)

El Convento de los Padres Carmelitas Descalzos fue construido en el año 1884 sobre un solar cedido por D. Atanasio Lleó y su esposa Dña. Agapita Sancho a la comunidad religiosa de los Padres Carmelitas Descalzos. Las obras de la Iglesia se iniciaron el 17 de junio de 1887. Fueron proyectadas y dirigidas por el arquitecto Manuel Giner Vidal y finalizadas, a su muerte, por Joaquín María Belda Ibáñez, quien modificó el proyecto original a la manera de la Iglesia de la Compañía, proyectada por él mismo. En su construcción intervinieron varios religiosos de la Orden.
Fue inaugurada el 11 de diciembre de 1891, resultando un templo elegante y muy bien proporcionado. La capilla de la comunión, bajo la advocación del Niño Jesús de Praga, fue inaugurada en 1907. La iglesia fue asaltada e incendiada en 1931, hundiéndose la bóveda interior de la cúpula. Fue restaurada por el arquitecto Alfonso Garín Ortolá.
Se resuelve en planta de cruz latina, con tres naves. Cubre el crucero una esbelta cúpula ochavada recubierta de tejas vidriadas que dibujan bandas quebradas azules y blancas. Su composición se basa en modelos del clasicismo del ochocientos. Decorada al estilo neoclásico y en orden corintio, en su ornamentación se utilizan placas marmóreas, esgrafiados dorados, pinturas, grutescos neorrenacentistas y altorrelieves de yeso. Las pinturas de la bóveda del crucero se deben a Eduardo Soler. Las pinturas al fresco de la capilla de la comunión son de Juan Belda. La fachada principal, de tres cuerpos de altura, combina elementos del repertorio neoclásico con elementos del repertorio barroco. En planta baja, tres vanos en arco de medio punto figuran un triple ingreso. El segundo cuerpo dispone de cinco vanos. Los tres centrales son hornacinas. La central alberga una escultura de la Virgen del Carmen, titular de la Orden que regenta el Convento. Corona la fachada una cruz sobre un frontón escalonado, con decoración de bolas, que alberga otro curvo.

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.