Tornar

Castillo de Benicasim

Codi
12.05.028-082
Denominació
Castillo de Benicasim
Altra denominació
Castillo de Centinela
Municipi
BENICÀSSIM
Comarca
LA PLANA ALTA
Província
Castelló
Localització
Montículo junto al casco urbano
Ús primitiu
Defensivo
Tipologia
Edificis - Edificis militars - Castells
Secció
Primera
Clasificació
Bienes inmuebles 1ª
Categoria
Monument
Estat
Declaració genèrica
Anotació Ministeri
R-I-51-0011575
Fecha anotación
14/03/06
Tipus de delimitació
Delimitado - Delimitación Definitiva - Planeamiento Urbanístico Aprobado Veure delimitació al mapa

Planes

Nom Informe Fecha informe Fecha publicación BOP
Catálogo del Patrimonio Arquitectónico Favorable06/09/0605/12/06
Modificación Puntural del PGOU DG/4-2013-68 Favorable18/07/13

El castillo de Benicasim se encontraba incluido en la Tenencia de Montornés junto con Puebla Tornesa y el feudo de Borriol. Montornés perteneció a los dominios aragoneses desde Pedro I el Grande a finales del siglo XI. En el año 1094, Pedro, hijo del Rey, iba a su castillo de Montornés, para firmar paz y amistad con El Cid, en la villa de Burriana, y habiéndose rebelado en 1097 la guarnición mora de Montornés los dos juntos la sometieron. Estos hechos son relatados por la Historia Roderici, habiendo sido concretados por Menéndez Pidal, gracias a curiosos documentos dispersos en los archivos de Roda, Osca, Montearagón y San Juan de la Peña.
Con la presencia almorávide y la muerte del Cid en 1099 las posesiones de Pedro I se ven seriamente amenazadas. El año siguiente se unifica la defensa de los contornos del castillo de Montornés en la persona del teniente Muno Muñoz al señorear los castillos de Castiglione- Fadrell o de la Magdalena- al sur de Montornés, Azafuz ¿Zufera- al Norte y Montroig ¿Mollet- al Oeste, formándose con ello un auténtico cinturón defensivo para Montornés.
Fue conquistado por los almorávides en 1103. Pasó definitivamente a dominios cristianos en 1234.
La baronía de Benicasim y Montornés tiene su origen en la donación efectuada a Pedro Sanz de Martell, notario Real de Jaime I, el 29 de noviembre de 1242. En 1268 Montornés es donado en feudo a la iglesia de San Vicente de la Roqueta de Valencia. Este feudo pasará al Monasterio de Poblet el 12 de diciembre de 1287 por concesión de Alfonso III.
Por el acta de la visita pastoral del Obispo Paholac a su diócesis de Tortosa realizada desde agosto de 1314 a marzo de 1316, de la que se conserva el manuscrito original en el Archivo Capitular de la Catedral de Tortosa, se conoce el perfil del castillo de Benicasim que se encuentra dibujado en el mismo, así como diversas noticias sobre su población.
En 1333 el señor fue Juan Ximénez, hijo de Pedro Ximénez de Arenós. En 1416 pasa la jurisdicción señorial al obispo de Vich, Alfonso de Thous por concesión real, hasta finales de 1420, cuando por muerte de Alfonso de Thous, va a pasar por compra a Gilberto de Centelles, señor de Nules.
De los Centelles va a pasar al patrimonio real hasta el 24 de febrero de 1467, cuando Juan II lo dona a Juan Pagés, cuya familia que poseerá el señorío de la Tenencia durante medio siglo hasta que el año 1515 Nicolás de Casalduch, ciudadano de Castellón y señor de la Sierra D´En Galcerán, efectuó su compra.
El 8 de diciembre de 1589 Doña Violante de Casalduch otorgó carta de población en el castillo de Benicasim del Señorío de Montornés y Benicasim a 10 pobladores. Y a 22 de septiembre de 1593 otorga carta de población en la torre situada en el término de Benicasim y Montornés a 16 pobladores. Poco tiempo después, el 9 de septiembre de 1603, en la ermita de Santa Águeda, da a poblar los lugares de Montornés y Benicasim a 40 pobladores, en su mayor parte agricultores de la zona.
Los Casalduch fueron los señores de las baronías hasta que en 1620 el padre y administrador del heredero vendió y disgregó el vínculo fundado el 1534 por Nicolás de Casalduch, la Tenencia de Montornés y la baronía de Benicasim, que entonces parecía deshabitada e inculta. La venta de la baronía de Benicasim y la Torre del Señor fue efectuada el 24 de febrero de 1620 a favor de Claudi Luperc Ferrer. La baronía continuó en posesión de esta familia hasta que sin descendencia del último barón pasa a Francisco Giner Feliu sobrino de su mujer.
Se encuentra situado en un pequeño montículo junto al casco urbano de Benicasim, dominando la población. El castillo se encontraba en conexión visual con su vecino castillo de Montornés y con la torre vigía de San Julián, situada junto a la costa, hoy desaparecida. La construcción del nuevo Ayuntamiento a los pies de dicho montículo y de una altura casi igual a éste, ha ocultado en su práctica totalidad la vista del castillo y la accesibilidad al mismo. El montículo sufrió un desmonte parcial por la apertura de la carretera nacional 340 que circula al oeste del castillo.
Según el dibujo del año 1314 correspondiente a la visita del obispo Paholac a su diócesis el castillo disponía de la torre del homenaje en posición superior y dos torres inferiores que podrían corresponder a la muralla que lo bordea.
Se conservan restos de dos torres y lienzo de muralla recayente a sur, así como restos de un aljibe.
También se encuentran los restos de la antigua iglesia citada por el obispo Paholac, que posteriormente pasó a formar parte del convento franciscano luego reconvertido en cuartel. (C.Pérez-Olagüe)

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.