Tornar

Poblado Amurallado Cova Foradà

Codi
46.11.147-018
Denominació
Poblado Amurallado Cova Foradà
Municipi
LLÍRIA
Comarca
EL CAMP DE TÚRIA
Província
València
Tipologia
Edificis - Edificis militars - Ciutats emmurallades
Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble
Secció
Primera
Clasificació
Bienes inmuebles 1ª
Categoria
Monument
Estat
Declaració genèrica
Anotació Ministeri
67
Fecha anotación
18/02/10
Tipus de delimitació
Delimitado

El yacimiento de ¿La Cova Foradà¿ se ubica sobre el Cabeço de l¿Ermita en el término municipal de Llíria, comarca del Camp de Túra. Esta comarca situada al oeste de la provincia de Valencia es recorrida por el río Túra, que discurre de noreste a sureste, cuya actividad erosiva ha formado las abruptas gargantas que dan a la comarca un paisaje muy carácterístico. El Cabeço de l¿Ermita se encuentra en las últimas estribaciones de la zona montañosa recorrida por el Túria, limitando con la llanura aluvial tan característica de los términos municipales de Llíria, Casinos y Marines. Esta área llana está formada por la acción fluvial de las ramblas de Artaix y Castellarda.
El yacimiento ha sido objeto de diversas intervenciones arqueológicas: una primera excavación arqueológica en 1932 bajo la dirección de Domingo Fletcher y Salvador Espí, una prospección dirigida por José Mª Montañana y una última excavación bajo la dirección de Milagros Gil-Mascarell y José Aparicio en 1967.
El poblado, de unos 5000 m2 destaca, sobre todo, por su recinto amurallado, extraordinariamente bien conservado a pesar de las actuaciones extractivas que lo circundan. El asentamiento presenta una primera ocupación durante la Edad del Bronce y una segunda, con una larga perduración, desde el Ibérico Pleno hasta el Imperio Romano (siglo IV a.n.e. al siglo II n.e.).
La vertiente occidental del cerro presenta fuertes escarpes que hacen muy difícil el acceso y por lo tanto su necesidad de construir defensas artificiales. La vertiente oriental, de pendiente más suave, concentra el sistema defensivo. Cerrando el collado, por el suroeste se encuentra una gran Torre defensiva de forma rectangular de 17 metros de largo por 11 de ancho y cuyos muros presentan un espesor de 175 cm. La torre se encuentra construida en sillares bien escuadrados y de grandes dimensiones conservando una altura que ronda los 2 metros en el lado norte. Su construcción ¿o reconstrucción¿ se data en el siglo I n.e. por paralelos con el Tossal de Manises.
La muralla arranca desde la torre, tras un pequeño espacio con función de puerta. En este tramo de arranque encontramos un cuerpo saliente que corresponde al cimiento de una pequeña torre. El lienzo de la muralla discurre paralelo a las curvas de nivel, con una longitud de 25 metros, hasta llegar a la elevación del extremo norte donde gira. Este lienzo se encuentra en un excelente estado de conservación (exceptuando pequeños faltantes), y alcanzando en algunos lugares los 2 metros de altura conservada. Se trata de una construcción de unos 100 cm. de anchura que se asienta directamente sobre el terreno natural, presentando su zócalo un pequeño saliente. Está construida con mampuesto paralelepípedos trabados con tierra y colocados regularmente, manteniendo cada hilada la horizontal. Como sucede en otros poblados ibéricos, la muralla estaría compuesta por un zócalo de piedras sobre el que se levantaría un alzado de adobes.
El territorio de la comarca del Camp de Túria ha sido bien estudiado, definiendo los parámetros que caracterizan este tipo de asentamientos. El yacimiento de la Cova Foradà se incluiría dentro de la categoría de los oppida pequeños, tanto por su ubicación y defensa como por su tamaño. Por otro lado, este yacimiento controla la vía natural desde el interior a la costa teniendo en sus faldas el Camino Viejo de Chelva. (J.L. de Madaria)

Fotos

Foto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.