Tornar

Castillo

Codi
46.10.247-006
Denominació
Castillo
Municipi
TUÉJAR
Comarca
LA SERRANÍA
Província
València
Localització
Cerro que domina la población
Ús primitiu
Defensivo
Tipologia
Edificis - Edificis militars - Castells
Foto Inmueble
Secció
Primera
Clasificació
Bienes inmuebles 1ª
Categoria
Monument
Estat
Declaració genèrica
Anotació Ministeri
R-I-51-0011542
Fecha anotación
28/11/05
Tipus de delimitació
Delimitado - Delimitación Definitiva - Declaración de Entorno Veure delimitació al mapa
Publicacions DOGV
Resolució entorn de protecció
Delimitació entorn de protecció
Data resolució
25/10/06
Data publicació
10/01/07

El origen de Tuéjar parece remontarse a la etapa de dominación romana, siendo conquistado por Jaime I a los musulmanes. Tuéjar es una de las poblaciones que Abu Zayd, rey moro de Valencia, concede al Obispo de Segorbe D. Pedro Argidio con las villas y castillos de Alpuente, Azagra y Domeño, según consta en un documento otorgado en Teruel el día 22 de abril de 1236.
Estas villas y sus castillos tenían cierta importancia en la edad media, como consecuencia de estar situadas en la confluencia de los reinos cristianos de Castilla y Aragón y el reino moro de Valencia y tener en sus inmediaciones el llamado ¿Vado de Moya¿ único sitio por donde se podía pasar el río en aquel tiempo, pasando por ella el camino real de Castilla.
Como consecuencia de todas estas circunstancias, Tuéjar ha sufrido muchas vicisitudes a través de su historia, como lo atestiguan las venerables ruinas de sus tres antiquísimos castillos que, construidos para su defensa, no siempre lo consiguieron ya que pasó varias veces del poder de los moros al de los cristianos de Aragón y algunas veces, de éstos, a los Reyes de Castilla.
Hasta 1277 no se encuentra la primera referencia que podría considerarse de la existencia de un castillo. En el mes de octubre de ese mismo año los delegados nombrados por el Obispo de Valencia se presentaron en Tuéjar y notificaron a Pascasio de Calamocha, lugarteniente del alcaide Gil Abad la adjudicación de la población al Obispado de Valencia fruto de la resolución del pleito que había entre el obispado de Valencia y el de Segorbe. La presencia de este alcaide y de su lugarteniente hace suponer que están a cargo de la guarnición del castillo ya que precisamente el cargo de alcaide va ligado al mismo.
Las siguientes referencias se encuentran ya en el siglo XIV y están motivadas en unos casos por pleitos sucesorios por las propiedades pertenecientes a la casa de Jérica como ocurre en 1327. En este año ordena el rey Jaime II a Jaime de Jérica entregue a su madre Beatriz de Lloria, los castillos y lugares de la sierra de Eslida, Castro, Chelva, Tuéjar, Domeño, Las Alcubles, El Toro, Pina, Castellmontán, Caudiel, Benafer y Les Barraques.
En otros casos las referencias están motivadas por el carácter fronterizo de este castillo con Castilla, por ello el rey Pedro IV el Ceremonioso ordena el abastecimiento de víveres a una serie de castillos, Tuéjar, Domeño, Cheste, Chiva, Otonel, Chelva, Chulilla etc por la situación de peligro creada por una posible guerra con Castilla.
Pedro de Jérica en 1353 también abasteció sus castillos ante el temor de una invasión de tropas del rey de Granada.
El Rey Pedro IV de Aragón comunicó a Dª Buenaventura de Arborea en marzo de 1370: ¿Nos tomaremos las medidas necesarias para que los campos y lugares del dicho río se pueblen de cristianos y se señalen los lugares de Chelva y Tuéjar y los castillos y fortalezas de ellos...¿
Dª Buenaventura de Arbórea en 1370 concedió carta puebla para que la ocupasen moradores cristianos y ordenando que los moriscos fuesen trasladados extramuros. En la misma se cita: ¿Igualmente confiando en la lealtad y laboriosidad de D. Pedro López de Abarca, alcaide del dicho lugar de Tuexar y de su castillo...¿.
Posteriormente, desde 1385, perteneció a la familia Ladrón de Vilanova, vizcondes de Chelva, estando ligada a la misma hasta el año 1773 en que pasó a la corona.
La última referencia al castillo data de 1395. En ese año se produce la subasta de todo el valle del río Chelva por parte de los jurados de la ciudad de Valencia en subasta pública y el síndico la compra en nombre de la ciudad. Habrá tres alcaidías correspondientes a los castillos de Domeño, Chelva y Tuéjar.
Tuéjar participó activamente en la guerra de la Unión, y durante el levantamiento de las Germanías sus habitantes se agermanaron y se volvieron contra su Señor territorial. En 1520 fue ahorcado el cabecilla de los agermanados, un tal Tejedor, y el pueblo en venganza asaltó y quemó el palacio del vizconde. La expulsión de los moriscos en 1609 afectó a 56 familias.
En 1827 se produjo la cesión de los derechos dominicales a Tuéjar por parte del vizconde de Chelva.
La parte más alta del castillo se localiza sobre un pequeño cerro que domina la población, al norte de la misma y a una altura de 666 metros sobre el nivel del mar. El cerro tiene una forma trapezoidal con unas dimensiones aproximadas de 30 x 20 m. La parte superior es un espolón rocoso inclinado, descendiendo en el lado Este en el que son visibles diferentes lienzos de murallas enterrados en los propios escombros configurando una meseta aparentemente llana con escasa vegetación. Los lados sur y oeste tienen las paredes más verticales mientras que las dos laderas restantes se componen de varias terrazas de antiguos bancales, destinados al cultivo. En estas dos laderas es donde los restos de estructuras son más numerosos y mantienen un estado de conservación más aceptable.
Al pie de este cerro se observan diferentes estructuras que podrían haber sido sucesivas líneas amuralladas, teniendo constancia de que en algunas obras realizadas se han encontrado gruesos muros que podrían configurar una primera línea defensiva antes de alcanzar el baluarte en la cima.
También se han encontrado unos silos para almacenar posiblemente grano en la misma ladera del cerro.
Desde la cima se observa, tanto el pueblo como el valle donde se ubica. Esta posición le confiere una gran importancia estratégica al controlar las rutas de comunicación entre la costa y el interior de la península. Al mismo tiempo es una estructura visible desde cualquier calle del pueblo, pues esta construcción domina visualmente toda la población.
Después de la excavación arqueológica llevada a cabo en el año 2002, se deduce la existencia de un mínimo de dos recintos, uno superior en el que se encuentran dos torres formando parte del mismo y un segundo recinto situado en la parte inferior de la ladera del que solo se ha excavado parte del lienzo que cerraría este conjunto.
El estado de conservación del muro perimetral es muy deficiente ya que en algunas zonas ha desaparecido completamente y solo se han encontrado restos de la argamasa sobre la que asentaría el muro. En otras zonas puede que los restos de muro estén enmascarados bajo unos bancales de piedras utilizadas para el aterrazamiento del cerro para su uso agrícola.
La técnica constructiva y los materiales utilizados son mampostería de calizas y rodeno, (piedra ¿tosca¿), mortero de cal y grava para enlucido.
También se encuentran restos de una torre sobre un montículo más próxima a la población.
El castillo se encuentra en ruina, aunque en la campaña arqueológica mencionada se excavó y restauró parte del camino de acceso y la base de dos torreones en el lado Este y Sur, siendo su fisonomía más reconocible desde entonces. (C. Pérez-Olagüe, basado en ¿Historia de la Villa de Tuéjar¿ y en las memorias arqueológicas)

Fotos

Foto Inmueble

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.