Volver

Convento de Nuestra Señora del Rosario y de San Blas

Código
12.01.061-010
Denominación
Convento de Nuestra Señora del Rosario y de San Blas
Otra denominación
Convento de los Padres Dominicos
Municipio
FORCALL
Comarca
ELS PORTS
Provincia
CASTELLÓN
Localización
Ctra. De la Mata
Época
S.XVII (1609-1612), 1654 iglesia y sacristía
Uso primitivo
Conventual
Uso actual
Agrícola
Tipología
Edificios - Edificios religiosos - Conventos
Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble
Sección
Segunda
Clasificación
Bienes inmuebles 2ª
Categoría
Monumento de interés local
Estado
BRL (en Tramitación)
Modalidad
Bien de Relevancia Local según la Disposición Adicional Quinta de la Ley 5/2007, de 9 de febrero, de la Generalitat, de modificación de la Ley 4/1998, de 11 de junio, del Patrimonio Cultural Valenciano (DOCV Núm. 5.449 / 13/02/2007)

El convento fue fundado en 1609, previa licencia del Obispo de Tortosa, Pedro Manrique, concedida el 29 de Agosto.
En 1612, según demuestra documentalmente, estaba ya construido el convento. La comunidad que albergó nunca fue numerosa, como máximo siete, sin embargo su gran tamaño tiene justificación al albergar un "colegio y seminario¿ con sus facultades" como se acredita en documento de 1616.
El contrato de obra de la iglesia nueva lo contienen los protocolos del notario Alcañíz, con la fecha 1 de abril de 1654. Los maestros de obras fueron Beltrán Estrada, cantero, y Joan Barta, albañil. El periodo para su realización era de siete años, aunque se alargó a diez por falta de pago.
El otro contrato corresponde al "Campaná y Portich". Su capitulación data del 1 de julio de 1675; el maestro de obras fue Andrés Destre de Villareal. Su altura es de cien palmos.
Capítulo aparte merece la obra del "retaule major", bello ejemplar del arte churrigueresco, estilo imperante en aquellas fechas. Desaparecido en 1936, nos queda del mismo testimonio por su fotografía en el museo de Exposición Municipal. Fue el artista escultor, Pedro Ebrí, de Alcalá de Chivert.
Los Dominicos causaron baja en Forcall en 1835, con la desamortización de Mendizabal.
Tras largas vicisitudes el convento pasó a ser granja.
(Catàleg del Patrimoni Arquitectònic Els Ports de Morella y la Tinença de Benifassar.)

Fotos

Foto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble

La geolocalización de los elementos está en proceso de revisión.