Tornar

Restos del Recinto Amurallado

Codi
12.06.077-004
Denominació
Restos del Recinto Amurallado
Municipi
MONCOFA
Comarca
LA PLANA BAIXA
Província
Castelló
Localització
En la población
Ús primitiu
Defensivo
Tipologia
Edificis - Edificis militars - Muralles
Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble
Secció
Primera
Clasificació
Bienes inmuebles 1ª
Categoria
Monument
Estat
Declaració genèrica
Anotació Ministeri
R-I-51-0011229
Fecha anotación
05/10/04
Tipus de delimitació
Genérico

La primera cita documental que hace referencia a Moncofa consta en la Crónica de Jaime I que relata la rendición de los castillos de Uxó, Castro y Nules. En ella se indica que el pacto se concertó cerca de la Rápita, la cual tenía el nombre de Macofa, en un higueral que pertenecía al castillo de Nules.
En el año 1251 Jaime I efeuda el castillo de Nules y sus tierras a Guillem de Moncada, su lugarteniente, quien en el castillo de Onda, el día sexto de las kalendas de enero de 1254, otorga carta de población del lugar de Moncofa a Bernat Mestre y treinta y siete pobladores más, conforme ¿als costums¿ de Barcelona.
En 1310 Ramón de Moncada vende el lugar de Moncofa situado en el término de Nules a Bernat de Esplugues, ciudadano de Valencia, por ¿denéu mil cinc cents sous y set censals¿.
El rey Pedro I advierte años después a Guillem Ramón de Moncada, acerca de un nuevo tributo impuesto por éste a sus vasallos de Nules y Moncofa. Al no retirarlo se le impone una sanción de diez mil sueldos.
En el año 1316 Gilabert de Centelles compra a su suegro Ramón de Moncada el castillo de Nules y sus tierras con el lugar de Moncofa. El obispo de Tortosa Berenguer de Prats concede a Gilabert de Centelles la mitad de los diezmos de los frutos que se establecen en las nuevas tierras de cultivo en la marjalería de Nules y de Moncofa y aconseja poner mojones a los límites de las nuevas tierras.
El monarca Alfonso el Benigno en 1329 otorga a los tutores de Gilabert de Centelles, la facultad de asignar terreno en Moncofa para construir la iglesia, así como la casa y huerto para el párroco.
Durante el reinado de Pedro IV, entre 1330 y 1340, se levantó la muralla con la finalidad de defender la villa del bandolerismo y del ataque de los piratas, que con sus incursiones saqueaban a las poblaciones costeras.
Durante el siglo XIV se considera la playa de Moncofa como el embarcadero del señorío de Nules destacando la pesca como actividad importante.
A mediados del siglo XVI, ¿los consells de Vilavella, Nules, Mascarell y Moncofa¿ que formaban el señorío de los Centelles, levantan pleito contra ellos para pasar a la jurisdicción real alcanzando tal propósito por real sentencia en 1582.
En la llanura litoral que desde la costa mediterránea se extiende hasta los pies de las primeras estribaciones orientales de la Sierra de Espadán, se asienta, a escasa distancia del mar, la villa de Moncofa, hoy rodeada de naranjales.
El recinto amurallado de Moncofa disponía de dos puertas de acceso, una al norte, el portal de Nules, y la otra al sudeste, el portal de la Mar, con una torre aneja.
El ensanche urbano de mediados del siglo XIX hacia el norte y el sur respectivamente siguiendo el vial que cruzaba la villa, obliga a derribar gran parte de las murallas, aprovechando sus materiales para la construcción de las nuevas casas. (C.Pérez-Olagüe)

Fotos

Foto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.