Tornar

Colegio de Jesús-María

Codi
46.15.250-332
Denominació
Colegio de Jesús-María
Municipi
VALÈNCIA
Comarca
VALÈNCIA
Província
València
Ús primitiu
Docente
Ús actual
Docente
Data construcció
1954
Estil
Historicista
Tipologia
Edificis - Edificis dotacionals - Edificis docents
Secció
Segunda
Clasificació
Bienes inmuebles 2ª
Categoria
Monument d'interés local
Estat
BRL

Derribado “el Socós” a raíz de los daños producidos por el asalto que sufrió el 28 de junio de 1808, sobre el solar del antiguo convento agustino del Socorro se construye, en 1954, el actual Colegio Jesús y María, un conjunto de concepción moderna y funcional, constituido por capilla, colegio y patio, de original disposición. Ocupa casi la totalidad de una manzana de ensanche, pero sus piezas no se organizan según este esquema sino que, aún localizándose en el exterior de la misma a fin de liberar el interior para patio de juegos, se ubican en torno a una esquina y se separan de la alineación oficial dando lugar a un retranqueo ajardinado, en una disposición que se asimila más a la organización moderna de bloque exento. Estilísticamente, el colegio es uno de los primeros ejemplos de arquitectura de vanguardia en Valencia, adoptando la forma de un rotundo prisma rectangular de ladrillo visto donde se insertan los paños acristalados que contienen los amplios ventanales de las aulas. También responden a una nueva concepción los espacios de comunicación abiertos, la escalera exenta y abierta al patio y el módulo de planta circular que actúa de rótula y lo articula con la capilla. La iglesia es obra del arquitecto Agustín Borrell Sensat, presenta un esquema clásico y su única referencia formal con el Colegio es el acabado en ladrillo visto. De tres naves, la central se cubre con bóveda de cañón con lunetos y el crucero con cúpula segmentada y linterna sobre tambor octogonal. La fachada incluye elementos ornamentales historicistas, un óculo con vidriera y un frontón de remate. Frente al acceso se dispone un nártex con arcada de medio punto sobre finas columnas. Del antiguo convento sólo subsiste, muy restaurada, la capilla de Santo Tomás de Villanueva, construida en 1765 por el arquitecto Vicente Monmeneu a los pies del desaparecido templo conventual. Actualmente carece de todo adorno. Dispone de una única nave abovedada, de un sólo tramo, y ábside cubierto con bóveda de cuarto de esfera. Cubre el crucero una esbelta cúpula octopartita con linterna y revestimiento de teja vidriada.

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.