Volver

Molí Tap

Código
32
Denominación
Molí Tap
Otra denominación
Paperera Sant Josep
Municipio
BANYERES DE MARIOLA
Comarca
L'ALCOIÀ
Provincia
ALICANTE
Localización
CAMÍ DELS MOLINS
Ubicación
CONTIGUO AL MOLÍ ROIG
Barrio
CAMPO DEL ORO
Uso primitivo
Industrial
Fecha construcción
anterior a 1847
Acceso tradicional
CAMINO DE LOS MOLINOS
Edificio instalación
MOLINO PAPELERO
Estado contexto
RUINA
Tipología
Edificios - Edificios industriales - Molinos - Molinos hidráulicos
Autor
MANUEL CERDÀ (DIR.), ELISA BENEYTO, VERÓNICA CHAVES, Mª DE LOS LLANOS IBORRA, LLUÍS VIDAL
Fecha
19/08/08
Notas
---
Foto InmuebleFoto Inmueble
Sección
Segunda
Clasificación
Bienes inmuebles 2ª
Categoría
Espacio etnológico de interés local
Estado
BRL

Los datos más relevantes en relación con el molino que ahora se presente vienen dados por la propia historiografía del mismo, pues escasas son las aportaciones que podemos desarrollar en lo que a los elementos constructivos se refiere, pues las continuas remodelaciones en su estructura lo hacen más cercano a nuestros días que al momento originario de la construcción. Construido en origen como batán, para el abatanado de paños, pasó posteriormente a ser Molino papelero siendo conocido como Papelera San José, aunque de modo restringido, por la presencia de esta imagen en la entrada principal del recinto.
Son pocas las noticias de los inicios de esta construcción. Noticias que muestran al menos su actividad desde 1847, fecha que reza en un sillar, localizado en las inmediaciones del recinto, durante unas obras desarrolladas a principios del siglo XX. A partir de los diversos estudios de documentación relacionada con la actividad de esta industria, sobre todo a manos del investigador Juan Castelló Mora, conocemos buena parte del proceso de cambio de propiedad y actividad del molino. Así, tras diversas remodelaciones, cambios de propiedad y divergencias en el paso de los años, sabemos que será en 1849, cuando se le reconozca como Molino destinado a la fabricación de papel.
Como mencionamos al origen de esta descripción, escasas son las referencias a la fisonomía del complejo, relacionadas con el origen del mismo. Si bien, podemos aportar gracias a la documentación y bibliografía consultada, un dato cuando menos significativo que nos muestra la existencia de una planta rectangular de 22,65 m. de fachada y 12,68 de fondo, formas características de la topología de este tipo de edificios a finales del siglo XIX y principios del siglo XX.
En su entramado hidráulico, aquel que le dará funcionamiento a la maquinaria principal, debemos añadir la existencia de un azud, compartido con el Molí Roig. Del molino originario, actualmente en ruinas, se puede apreciar con claridad, el recinto o edificio principal, con varias plantas y semisótano abovedado. Junto a este entramos en pie la chimenea de mediados del siglo XX.

Proceso

Una vez seleccionada la materia prima, trapo o papel reciclado, esta pasaba a las pilas holandesas ubicadas en la nave central para convertirse en una pasta acuosa. Esa pasta se repartía después en filtros y se escurría el agua.

Calendario

En un principio era un lugar dedicado al abatanado de paños, aunque consta en 1847 activo como molino papelero según un sillar en el que figura esculpida esta fecha, localizado en el mismo durante unas obras realizadas en el siglo XX. En 1856 el molino consta como propiedad de Antonio Pastor Andrés, quien en 1897 lo donará a sus hijos. Entre esos años el molino pasa por varias manos, constando entre 1880 y 1900 consta como propiedad de Maria Javiera Molina y Francisca Aurelia, Mª Iluminada y Jose Vte. Mora Ribera. En 1900 figura como Antonio Martínez e Hijos, fábrica de papel de fumar y en 1910 como Antonio Martínez e Hijos, fabricando papel de tina y papel continuo de estraza. El molino pasa a manos de la única hija de Antonio Martínez y su marido Antonio Martinez Vañó, entre los años 1911 y 1942. En este año, fallecidos todos los hermanos, queda como única propietaria del molino Adela Martínez Ribera, siendo su esposo Victoriano Belda quien se ha encargado del molino todos los años anteriores. Tras la Guerra Civil, el molino se pone en funcionamiento sobre el año 1941. En 1949 fallece Adela y heredan sus hijos. A partir de 1949 el molino va pasando de padres a hijos, hasta que en 1968 se escritura la propiedad a manos de la sociedad Hijos de Victoriano Belda S.L., siendo llevada la fábrica por Victoriano Belda Martínez. La fábrica cerrará en noviembre de 1976.

Fotos

Foto InmuebleFoto Inmueble