Volver

Molí Sanz

Código
34
Denominación
Molí Sanz
Otra denominación
Fàbrica de Paper de Sanz
Municipio
BANYERES DE MARIOLA
Comarca
L'ALCOIÀ
Provincia
ALICANTE
Ubicación
MARGEN DERECHO DEL RIO VINALOPÓ
Barrio
PARTIDA FORCALL
Uso primitivo
Industrial
Uso actual
Industrial
Fecha construcción
c. 1860- 1867
Edificio instalación
MOLINO PAPELERO
Estado contexto
REGULAR
Tipología
Edificios - Edificios industriales - Molinos - Molinos hidráulicos
Autor
MANUEL CERDÀ (DIR.), ELISA BENEYTO, VERÓNICA CHAVES, Mª DE LOS LLANOS IBORRA, LLUÍS VIDAL
Fecha
19/08/08
Notas
---
Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble
Sección
Segunda
Clasificación
Bienes inmuebles 2ª
Categoría
Espacio etnológico de interés local
Estado
BRL

Molino construido en 1860 por Vicente Sanz Martínez. Sus características constructivas resultan las propias de un molino papelero.
Se trata de un complejo con varias construcciones asociadas. Originariamente, erigido junto al río, y de planta rectangular, el molino funcionaría con una gran nave principal similar a la de otros reconocidos en el término. En lo que respecta a su estructura principal podremos decir que se articulaba y articula en tres plantas, baja más dos. La planta baja presenta un fisonomía rectangular, como la de todo el complejo primigenio, rematada con cubiertas sustentada por bóvedas. En esta se sitúa la rueda hidráulica además de la maquinaria donde se fabrica el papel. La primera planta construida con jácenas y vigas, era el lugar donde se seleccionaba el trapo. La segunda planta, construida igual que la primera, con cubierta rematada por un tejado a dos aguas con el interior de madera y de cañizo, servía para colgar y secar las hojas de papel.
El molino toma el suministro de agua de dos acequias, una localizada a partir de un aliviadero del azud albergado aguas abajo del Molí Forcall, desviando el líquido elemento en un punto determinado del trayecto al que se conoce con el nombre de Luanet. El azud que represa las aguas para su uso en este molino, responde a una construcción de forma semiesférica, con concavidad contra la corriente, evitando de este modo, las mayores presiones del agua para su retención. Presenta unas dimensiones aproximadas de 10 de longitud, situando el aliviadero en la margen derecha del río aguas abajo. La acequia posterior, presenta una longitud de 436, 50 m. con sección de 1 por 1 m. Arranca en galería subterránea, (alcabó), presentando diversas bocas espaciadas para su registro. En su parte final, la acequia se ensancha hasta los 2.5 m, presentando una altura en recorrido de hasta 91 m. antes de llegar al salto de agua, considerando con todo este entramado, un aprovechamiento máximo de 150 litros / seg.
El otro ramal deriva del río Marjal y se inicia junto al Puente del Ferrocarril. En este caso encontramos una presa en sentido perpendicular a la corriente del río, de unos 7 metros, hallándose situada la toma de aguas en la margen izquierda. La acequia cuenta con un recorrido de 391’5 m. largo por 0,70 m. ancho, por 0,90 m. altura. 30 m de la misma están soterrados. Desarrolla un aprovechamiento máximo de 50 litros/ s.
Actualmente el molino sigue en funcionamiento presentando cuatro edificaciones. La más actual está algo separada de las otras tres y hace las veces de almacén. En la parte derecha se encuentra la maquina continua y las máquinas de hacer cartón, a la izquierda la depuradora de agua y el púlper.

Proceso

Una vez seleccionada la materia prima, trapo o papel reciclado, esta pasaba a las pilas holandesas ubicadas en la nave central para convertirse en una pasta acuosa. Esa pasta se repartía después en filtros y se escurría el agua.

Calendario

En 1821, Vicente Beneyto Sempere, fabricante de papel dueño del molí Baix, compra tierra en la partida del Forcall para establecer un molino papelero y pacta con Joaquín Calabuig y Gregorio Molina, labradores de Banyeres para construir el azud en sus tierras. Entre 1836 y 1860 el terreno pasa a manos de los herederos de Vicente Beneyto, quienes en 1860 venden la herencia a Vicente Sanz Martínez, quien finalmente levanta el molino, aunque no consta la fecha desde la que está en activo. En 1867 el molino papelero pasa a manos de los herederos de Vicente Sanz, quienes lo arriendan a Miguel Mora Navarro en el año 1890. Fallecido Miguel Mora, sus hijos siguen con el arrendamiento y entre 1900 y 1902 adquieren las participaciones de todos los propietarios del molino. Entre 1907 y 1924 se establece en el molino, dedicado a la elaboración de papel estracilla, la sociedad E. Mora y Hermanos. Entre 1924 y 1927 se funda la sociedad Viuda de Gregorio Moras y Cía, con dos socios María Varalida Cardenal Miró y Evaristo Mora Molina, y en 1925 fallece María Valida, pasando su parte de la sociedad a sus hijos. En la década de los años 20 se alterna la fabricación de papeles estracilla con la de papel manila. La fábrica cierra durante algunos periodos en los años de crisis del papel estracilla. En 1940 los propietarios constituyen la sociedad Mora y Cía, S.L. Desde 1951 la fábrica es propiedad de Evaristo Mora Ferrero y los hermanos Mora Cardenal. En esta época se sustituyen las viejas máquinas por una con un ancho de 1,90 metros, iniciando la fabricación de papeles de embalaje, asi como la manipulación de cartón ondulado.

Fotos

Foto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble