Tornar

Castillo de Aljau

Codi
03.29.019-008
Denominació
Castillo de Aljau
Municipi
ASPE
Comarca
EL VINALOPÓ MITJÀ/ EL VINALOPÓ MEDIO
Província
Alacant
Localització
Junto al cauce del río Tarafa.
Època
S.XIV; S.XV
Ús primitiu
Defensivo
Estil
Arquitectura Medieval
Tipologia
Edificis - Edificis militars - Castells
Foto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble
Secció
Primera
Clasificació
Bienes inmuebles 1ª
Categoria
Monument
Estat
Declaració genèrica
Anotació Ministeri
28173
Fecha anotación
23/09/11
Tipus de delimitació
Genérico

Se encuentra localizado en una zona de paso y acceso a Aspe Nuevo al otro lado del río Tarafa. Hoy junto al mismo se encuentra la calle Castillo que constituye el borde urbano del barrio denominada ¿El Castillo¿, recayente al río citado y en las proximidades del Puente del Baño.
El castillo de Aljau es una de las tres fortificaciones con las que contaba Aspe el Nuevo, emplazamiento ubicado en el llano en la segunda mitad del s. XIII, tras el abandono del castillo del Río, conocido como Aspe el Viejo. Está fortificación sería posterior (segunda mitad del s. XIV) coincidiendo con la época en la que a partir del tratado de Tordesillas en 1304, Aspe pasa a la jurisdicción aragonesa, viéndose envuelta como todo el Vinalopó en la guerra de los Dos Pedros, Pedro I de Castilla y Pedro IV de Aragón, conflicto desarrollado entre 1356 y 1369. La fortificación se compone de un recinto interior de forma cuadrangular compuesto por muros de tapial y del que se conserva una porción, que conformaría la esquina SW del edificio. Los dos muros que se conservan tienen una longitud de nueve y doce metros, perdiéndose uno de ellos por debajo de la edificación existente situada al NW. Son de una altura que ronda entre los 1,20 m y 1,40 m por lo que se supone nos encontraríamos ante un edificio de grandes dimensiones. Este recinto se encuentra rodeado por otra línea de muralla, de la que se conserva parte de una torre circular situada sobre el margen del río Tarafa, y un cubo, también de planta circular, unidos por un lienzo de muralla, todo ello ejecutado con fábrica de mampostería de bloques regularizados (sillarejo) formada por piedras de labra irregular y tomadas con mortero de cal, en cuyas juntas se observa la incrustación de pequeñas piedras para recalce. Aunque la muralla exterior se conserva sólo parcialmente, el segmento que se mantiene es de una espectacularidad manifiesta, conservando el alzado de unos tres metros de altura, sin contar la cimentación, y casi doce metros y medio de longitud. La fortaleza se encuentra unida a un asentamiento anexo, en el que destacan una serie de estancias domésticas comunicadas, y desde el que se puede entrar por medio de un acceso en recodo a la fortificación. Este acceso conserva un umbral en mampostería y dos pilares de ladrillo adosados a los lienzos de la muralla, que conformarían un arco, hoy perdido. Entre las estancias domésticas se han encontrado un área de trabajo de metales, con algún horno y restos de escorias de hierro, indicando cierta actividad metalúrgica en el asentamiento. (C.Perez-Olagüe, según memoria de Arpa Patrimonio S.L. y Luis Gaona)

Fotos

Foto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto InmuebleFoto Inmueble

La geolocalització dels elements està en procés de revisió.